La producción de varillas de acero que dinamizará economía en el Atlántico

Al inaugurar la planta de Ternium en Palmar de Varela, Atlántico, el presidente Iván Duque destacó el voto de confianza dado a Colombia por el grupo Techint, dueño de esa compañía, para hacer grandes inversiones en nuestro país.

De igual forma aseguró que con todos los proyectos de infraestructura, especialmente en el tema de vías, se tiene garantizado buena parte del mercado para la producción de este complejo industrial.

Duque subrayó que su gobierno se caracteriza por valorar y querer la industria que se asienta en nuestro país. “Esta fábrica no sería posible si tuviéramos un gobierno indiferente a lo que se produce en Colombia”.

Por ello expresó que su administración ha establecido la salvaguarda para proteger la producción de acero en Colombia, de la competencia desleal extranjera.

En esta planta se invirtieron 270 mil millones de pesos, generó 1000 empleos en la fase de construcción y tendrá un pico de 300 en la operación, y su capacidad es de 520.000 toneladas de barras de acero y rollos compactos.

 

COMENZÓ PRODUCCIÓN

 

Comenzó oficialmente la producción de varillas de acero en la planta Ternium de Palmar de Varela, municipio situado en la subregión Oriental del departamento del Atlántico.

Ello se dio simultáneamente con el acto de inauguración de este centro industrial, que además del presidente Iván Duque, contó con la presencia de la vicepresidente, Martha Lucía Ramírez, y otros altos funcionarios del gobierno.

El jefe de Estado hizo un recorrido por este complejo en compañía del CEO de Ternium, Máximo Vedoya, y luego procedió a oprimir el botón para el inicio de fabricación de las barras.

En principio la planta está en capacidad de producir 520.000 toneladas, que posteriormente se podrá ampliar.

El CEO de Ternium explicó que por la pandemia las obras se paralizaron durante cuatro meses, razón por la cual se corrió la fecha del inicio de operaciones.

Hizo énfasis en el cumplimiento de modernos requisitos de eficiencia ambiental para la construcción de este proyecto, que funciona con energía 100% renovable.

“Desde la planificación, esta planta fue concebida bajo los más modernos requerimientos en cuanto a eficiencia ambiental; es un modelo de operación industrial limpia, recupera un 98% del agua que consume y ya recibió el sello de energía verde EPM, que confirma que la energía utilizada en esta operación es 100 por ciento renovable”, expresó Máximo Vedoya.

“Con operaciones limpias, todo este ciclo es sinónimo de una economía circular, que además genera empleo local, crecimiento profesional, educativo y social”, remarcó.

Así mismo se refirió al impacto social y económico de la planta en la zona, subrayando en la generación de mano de obra local. Resaltó también que el 50% del personal administrativo y el 20% operativo de Ternium en Colombia, lo conforman mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *