diciembre 3, 2022

Avanzan conversaciones para construir una agenda de sostenibilidad alimentaria al 2050

Luego de recorrer las regiones de Orinoquía, Pacifico, Centro – Eje Cafetero y el Nororiente del país, Colombia Alimentaria cumplió su cita con el Caribe Colombiano en Barranquilla.

El evento se realizó en el marco de la feria Agroexpo Caribe 2022. En el espacio participaron importantes ponentes, referentes de la agroindustria nacional y de la región, entre los cuales se destaca Juan Gonzalo Botero, viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura; Guillermo Rodríguez, Gerente General de Monómeros; Jaqueline Rojas, Directora Regional del Sena Atlántico; Mauricio Molinares Cañavera, Rector Universidad Autónoma del Caribe; Efraín Cepeda, Presidente Comité Intergremial del Atlántico, entre otros.

Al instalar el foro, el gerente general de Monómeros, Guillermo Rodríguez, precisó: “Esta conversación que hemos dado en el país es justamente lograr llevar una visión de cómo se siente y cómo se ve la situación alimentaria en los distintos ángulos y desde los distintos gremios y al final poder presentar una propuesta que sea trascendente y que permita definir una verdadera política de alimentación a largo plazo”.

Agregó: “Desde Monómeros nos sentimos realmente orgullosos de poder contar con ustedes y de poder aportar este granito de arena y decirles finalmente que todo lo que hagamos por Colombia es responsabilidad de todos y debemos hacerlo entre todos”.

El foro tuvo en su agenda, temáticas relacionadas a la rentabilidad de la producción alimentaria, el rol de las mujeres y jóvenes en el campo y los retos y oportunidades de la Sostenibilidad Alimentaria en la región caribe. El hermano Cristian Díaz, Vicerrector de la Universidad de La Salle afirmó durante su intervención que esta iniciativa “es el comienzo de la construcción colectiva para hacer del campo fuente de vida para nuestro país”.

Yuli Montezuma, consultora de la FAO en Colombia contextualizó en el primer espacio del evento sobre la situación actual de la región; enumerando algunas de las apuestas que se tienen en cuenta para impulsar la sostenibilidad alimentaria del país. Entre ellas, destacó acciones como el cierre de brechas entre lo urbano y lo rural, la armonización de los instrumentos para el ordenamiento territorial, los proyectos y estrategias regionales que faciliten intercambios sociales, culturales, entre otras acciones.

Montezuma afirmó que Colombia “es uno de pocos países con gran potencial de expandir su área agrícola sin afectar el área de bosques naturales. Es el cuarto país de América Latina con tierras disponibles para la producción agrícola y el tercero con mayores recursos de agua y con diversidad. “Es una potencia alimentaria”.

ÓPTIMA GREMIAL

Seguidamente, se desarrolló un panel moderado por Jacqueline Rojas, directora regional del Sena Atlántico, donde se dio a conocer la óptica gremial sobre la sostenibilidad alimentaria y cómo puede realizarse la articulación de las instituciones en torno a este propósito.

Efraín Cepeda, presidente de Intergremial Atlántico destacó la iniciativa de Colombia Alimentaria expresando que “para los gremios del Atlántico es fundamental participar de este tipo de iniciativas porque hoy hay una necesidad superior para incrementar la producción y rentabilidad del agro colombiano y lograr esa sostenibilidad alimentaria que impacta a todos nuestros habitantes de la región caribe”.

Hizo énfasis en que entre todos hay que construir esa hoja de ruta de largo plazo en pro de la sostenibilidad alimentaria.

Compartió cifras que muestran que la tasa de crecimiento de la productividad total de los factores para el sector agropecuario en Colombia fue tan solo de 0,6% anual en promedio entre 2001 y 2016, mientras que por ejemplo en Perú esa cifra anual de crecimiento promedio fue de 2.5% y en América Latina de 1.8%.

Agregó que en ese mismo periodo el valor agregado por trabajador agropecuario promedio en Colombia fue de alrededor de 5.000 dólares por trabajador. Es decir, no llego a ser ni siquiera el 7% de ese mismo valor de Estados Unidos que es de 76.000 dólares por trabajador. También fue inferior al de Brasil, de Chile y el del promedio en América Latina, que estaba alrededor de los 6000 dólares por trabajador.

“Esas cifras son un indicador del enorme desafío que tenemos para asegurar nuestra sostenibilidad alimentaria y mejorar la productividad del sector agrícola en nuestro país y por supuesto nuestra región. Esto impacta la competitividad nacional. El reto es poner en marcha una serie de acciones estructurales para revertir esa realidad que tenemos y facilitar el desarrollo rural, los encadenamientos productivos, las prácticas sostenibles y la internacionalización”, expresó Cepeda Tarud.

En el marco del foro, Monómeros y la Fundación Monómeros, entregaron un reconocimiento por su gestión al viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, Juan Gonzalo Botero.

El viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, Juan Gonzalo Botero, señaló que le alegra ver cómo tantos jóvenes se han sumado a esta iniciativa de Colombia Alimentaria, agregando que “es clave contar con jóvenes en el agro colombiano porque aportan una mayor visión a las políticas de desarrollo alimentario que garantizan la seguridad alimentaria en el país”.

Alfredo Sarmiento, director ejecutivo de la Fundación Monómeros, afirmó: “La sostenibilidad alimentaria, va más allá de los tradicionales conceptos de soberanía y seguridad alimentaria. Tiene la capacidad de convocar a pequeños, medianos, y grandes productores del sector agropecuario, así como a la academia, autoridades públicas, gremiales y diferentes asociaciones, en un tema que es de interés para la comunidad en general”.

Puntualizó en que de estos foros regionales se espera establecer las bases que permitan avanzar en la construcción de un plan Pluridecenal-2050, de sostenibilidad alimentaria para Colombia.