junio 23, 2024

Ley de Financiamiento sólo beneficia a los sectores más privilegiados: Jairo Parada

Jairo Parada, docente de la Facultad de Economía de la Universidad del Norte.

Cada vez que se aumentan los impuestos en Colombia, éstos recaen sobre los sectores medios y bajos y no se tocan mucho los de altos ingresos, quienes son realmente los que pueden y deben hacer más contribuciones.

La afirmación la hace el docente de economía, Jairo Parada Corrales, quien dijo que así precisamente está planteada la reforma tributaria que el Gobierno tramita en el Congreso de la República y que a manera de eufemismo ha sido denominada Ley de Financiamiento.

Prueba de ello dijo, es el primer tema, el más grave y que ha motivado todas estas protestas en el país, la extensión del IVA a la canasta básica, que son todos los productos que no sufren ningún pro-cesamiento Industrial, como la papa, la yuca, el ñame, la carne, el pollo, los tomates, las verduras, entre otros. Recordó que el gobierno Santos aumentó el IVA del 16% al 19% pero no tocó la canasta básica.

Aunque el Gobierno ha dado un pequeño revés en la propuesta, y ahora pide que se excluyan del IVA a 28 productos de los 63 de la canasta familiar, aún no hay una decisión final sobre eso.

En declaraciones a EL NORTE, Parada dice que hay que mirar si los productos que se quieren excluir son suficientes por su peso en la canasta básica y con qué se va a reemplazar la desgravación de esos productos en la reforma.

Devolución del IVA

El economista se refirió al argumento del Gobierno que plantea que todos los ciudadanos tienen que pagar esos impuestos, especialmente sectores medios y altos y luego a los más pobres se les devolvería ese gravamen en un cheque mensual. “Este mecanismo no es práctico y genera escepticismo, porque en Colombia tenemos un alta informalidad y no todos los informales reciben un cheque de familias en acción, no todos están bancarizados, además muchos ni siquiera tienen celulares registrados en base de datos para que reciban ese pago”.

Además expresó que no se sabría quiénes son jefes de hogar y quienes no, y de todas maneras se verían gravados. Indicó que se tendrían muchos problemas técnicos y operativos con una base de datos de Sisben que tiene 10 años de estar desactualizada.

A esto se suma que según la reforma, este dinero se pagaría cada dos meses a posteriori, lo que quiere decir que los dos primeros meses los sectores de menos de $700.000 mil pesos de ingresos tendrían que pagarlo mientras les llega el cheque.

Impacto fuerte

Según el docente de la Universidad del Norte, de aprobarse este artículo tal como está, la canasta básica quedaría con gravámenes fuertes que a cualquier familia de clase media baja o media la va a golpear significativa-mente en su consumo semanal y mensual.

El analista alertó que el Gobierno está modificando el concepto de clase media, volviendo a todo el mundo de este nivel para hacerlo gravable y “eso me parece un claro atropello, están llamando clase media a toda familia que se gane dos millones y medio de pesos, realmente la clase media debe ser aquella que gane de cuatro a cinco millones de pesos mensual es en el hogar y clase alta de quince o veinte millones para arriba, pero eso no lo entendemos en Colombia”, sostuvo.

Impuesto a las pensiones

Otro punto de la reforma es que pretende gravar las pensiones de más de 4 millones 700 mil pesos, lo que para el analista no debe hacerse dado que esos también son sectores medios y no es justo que a los pensionados, que han pagado impuestos toda su vida, otra vez se le vayan a gravar las pensiones.

Anotó que no es cualquier tasa tributaria, se está hablando que si la pensión es de $4,7 millones a $6 millones, la tasa sería de 19%, después de ese valor sería de 25%, luego del 33%; unas tasas brutales y si se mira la fórmula de retención en la fuente también es brutal.

El economista dice que lo más llamativo de la re-forma es que se le baja la tasa tributaria a las empresas, no a la pyme o mipyme sino a la gran empresa. Además también se les garantiza la devolución de IVA por las compras de bienes de capital que hagan. “En ese sentido es otra reforma entregándole más recursos a los sectores más privilegiados de la sociedad”, manifestó.

Otras maneras

Analistas coinciden en que es necesario que en Colombia se tribute más, dado que un país necesita más impuestos para que el Estado pueda ofrecer mejores servicioa; sin embargo, afirman que hay otras maneras de obtener recursos sin afectar a las clases menos favorecidas.

Dice Jairo Parada que en los grandes países lo que se hace es gravar fuertemente a las personas de altos ingresos y con esos recursos pagan los programas sociales.

En Colombia por ejemplo se pueden gravar más los dividendos que están en 0,5% y subirlos entre el 15% y 20% a partir de cuantías muy elevadas para no perjudicar a los pequeños accionistas. Imponer un impuesto a la remisión de utilidades al extranjero, que antes existía, y gravar fuertemente el patrimonio.

Cabe anotar que el proyecto de reforma revive el Impuesto al patrimonio pero con unos montos muy mínimos: 0,5% inicialmente y luego 1%. Además los grandes capitales serán excluidos por 20 años del impuesto al patrimonio y se les bajará el impuesto a la renta con el régimen tributario de mega-inversiones.

Para Jairo Parada la reforma será aprobada pero con profundas modificaciones que el Gobierno va a tener que aceptarlas.

Compartir