febrero 27, 2024

Así avanza Fundaport en la ‘construcción de puentes’ para la redención social

*El balance de la gestión social 2018, indica que las cosas van bien encaminadas en lograr la meta de ser una entidad modelo a seguir.

Todo hace prever que los pasos que ha ido dando la Fundación Puerto de Barranquilla, Fundaport, para ser referente en cuanto a eficacia y eficiencia en la gestión social “enfocada en la generación de emprendimientos sostenibles y desarrollo comunitario”, en el 2020, transitan por el sendero de la consolidación.

Lo anterior es deducible del balance revelado sobre el trabajo desempeñado durante la vigencia 2018, cuya base es la metodología Faro, que contempla como ejes temáticos el ser emprendedor, saber emprender y hacer emprendimiento con éxito.

Fundaport concentra esfuerzos en comunidades vulnerables en Barranquilla, residentes en sectores que están en el área de influencia de la zona portuaria, como La Luz, Rebolo, La Chinita y Villanueva, con los que se han beneficiado, de manera directa, a 237 personas, incluyendo a sus familias, mediante la capacitación, asesoría y el seguimiento a proyectos productivos puestos en marcha.

En ese sentido, durante el año pasado, se destinaron 530 horas de capacitación para seguir fortaleciendo cinco proyectos generadores de trabajo y bienestar social: ‘Estibas por la paz’, ‘Confeccionando sueños’, ‘Renacer, Unidades productivas: Modachi, Meluz y Pazeluz’, ‘Fútbol emprendedor’ y ‘Scribble Villanueva’.

Los resultados de las cifras, en cada una de esas iniciativas, demuestran la ruta hacia la consolidación soñada: Por ejemplo, en ‘Estibas por la paz’ se destaca la organización de 15 famiempresas, cuyas ventas crecieron en un 14 por ciento.

 

‘Confeccionando sueños’ les ha abierto oportunidades a 10 personas, que cuentan con un taller de confecciones, gracias a una inversión de 10 millones de pesos; además, han logrado un primer contrato para la elaboración de uniformes deportivos, por un monto de 3,2 millones de pesos.

Entre tanto, a través de ‘Renacer’, Fundaport llega a un grupo de adultos mayores con el objetivo de mejorarles la calidad de vida, aprovechando sus habilidades y potenciales, mediante estrategias en las que se combinan lo lúdico, lo pedagógico y el emprendimiento.

Es así como 59 mujeres, luego de participar en 24 talleres y 80 horas de formación, les sacan provecho económico al oficio de costureras y tejedoras; mientras que con el apoyo de la Asociación Pazeluz, las personas dedicadas a la fabricación de panes y postres alcanzaron ventas por 24,4 millones de pesos.

Pero así como se trabaja con adultos mayores, la gestión social de Fundaport integra a niños y jóvenes, que ya suman a un total de 95. Para ello promociona la práctica del fútbol con el fin de inculcarles la adopción de la disciplina como valor agregado a su formación y despertarles el interés por el emprendimiento de proyectos productivos.

Los beneficiados han recibido 96 horas de intervención en valores y participado en 48 encuentros deportivos, lo que ha permitido disminuir los conflictos en el 40 por ciento del grupo; una mejoría de las aptitudes sociales en un 72 por ciento; fortalecimiento de sus habilidades deportivas, en un 68 por ciento; pero sobre todo que el 100 por ciento de los padres valoran de manera positiva el trabajo puesto en marcha para que mañana, más tarde, sus hijos sean personas de bien.

Y el quinto proyecto, ‘Scribble Villanueva’, en convenio con el programa Univoluntarios, que promueve el intercambio multicultural y el bilingüismo, acoge a 58 niños y jóvenes que ya han recibido capacitación en 15 talleres lúdicos-formativos en inglés.

Para seguir avanzando, este año, Fundaport ha trazado cinco líneas de acción, como la implementación de una plataforma comercial para emprendimientos sociales que faciliten la oferta de productos de manera masiva; la ampliación del proyecto ‘Fútbol Emprendedor’ y la realización de un torneo, vinculando a más empresas portuarias.

De igual manera, la búsqueda de más alianzas estratégicas; la definición de indicadores de impacto que midan la gestión que se viene ejecutando; y la cristalización del primer capítulo de la Escuela de Emprendimiento en el barrio Villanueva.

Compartir