junio 20, 2024

Coronavirus pulverizó el “oro negro” y lo llevó a valer menos de US$1 el barril

El crudo estadounidense se desplomó a menos de US$ 0 este lunes, registrando el precio más bajo desde que la Bolsa de Nueva York abrió el comercio de futuros de petróleo en 1983. El crudo quedó en terreno negativo, terminó en US$ -37.

Esto muestra que los recortes de producción de la OPEP + anunciados a principios de este mes no son suficientes para compensar la demanda sin precedentes causada por la pandemia.

El principal factor que explica esta caída de precios, es la drástica reducción de demanda energética por el coronavirus. A esta se suma la expiración del contrato de futuros del petróleo y la rápida desaparición del espacio para almacenar barriles de crudo innecesarios. Aunque el contrato de mayo se desplomó por debajo de US$ 11 en un volumen bajo, el contrato de junio se negoció por encima de US$ 22. Con esta disminución, muchos pagan para deshacerse de este crudo en barriles de 159 litros, muy caro de almacenar.

Analistas precisan que la complejidad de esta caída del precio del petróleo está proporcionando cierta dificultad para los comerciantes de la industria. Las consecuencias de la demanda de crudo han puesto un disgusto permanente para que cualquiera pueda retener petróleo en el corto plazo.

Edward Moya, analista senior de mercados en Oanda, indicó que “el colapso es principalmente un reflejo de que los comerciantes han firmado contratos hasta junio, ya que nadie quiere recibir tanto abastecimiento, pues la capacidad máxima de almacenamiento se está acercando. Un descuento deslumbrante de US$12 entre los contratos de mayo y junio refleja todos los impulsores de oferta y demanda bajistas que permanecen en su lugar de forma permanente”, indica el análisis de Oanda.

Moya agrega que las perspectivas para el crudo WTI más allá del verano hacen que Wall Street esté mirando el nivel de US$30 por barril, pero este problema de vencimiento podría volver a ocurrir el próximo mes si se ven inventarios y tuberías cerca de su capacidad. Los cierres de EE.UU. están creciendo y eso podría ser lo único que impide que los contratos de crudo más activos caigan.

El colapso de los precios está repercutiendo en toda la industria petrolera. Los exploradores de crudo cerraron 13% de la flota de perforación de Estados Unidos.

En Colombia, Francisco Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana de Petróleo, ACP, sostuvo que la reducción de los precios del petróleo están teniendo una afectación a nivel mundial.

Advirtió que el panorama es desolador, pues no hay dónde almacenar crudo y en el caso de Colombia, hay pozos cerrados.

En Colombia más de la tercera parte de las exportaciones corresponde a petróleo de manera que esta caída del crudo afecta muchísimo la economía del país. Cabe señalar que las regalías por el hidrocarburo, son claves para el desarrollo de muchas obras en la nación.

Compartir