marzo 4, 2024

Electricaribe agoniza y en 90 días será historia

*Está previsto que en octubre próximo la compañía que presta el servicio de energía a 7 departamentos de la Costa Caribe dé un paso al costado para que entren dos nuevos operadores. Expertos opinaron al respeto.

 

Si no hay inconvenientes, en menos de 90 días, para bien o para mal, Electricaribe será parte de la historia del sector energético de la Costa Caribe, incluso del país.

La compañía es aún la responsable del suministro de energía en 7, de los 8 departamentos de la Costa Caribe. San Andrés Islas está por fuera de su cobertura. En sus datos estadísticos se destaca que atiende a 2.714.042 clientes en 188 municipios de la región.

En noviembre del 2016 debido a serios problemas estructurales, más la acumulación de una deuda de 2,4 billones de pesos, factores que podrían incidir en una parálisis total, conllevando a la Costa a un apagón que afectaría a 10 millones de habitantes, Electricaribe fue intervenida por decisión del Gobierno Nacional a través de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

Desde entonces se agudizó más el debate sobre la conveniencia de seguir, o no, contando son sus servicios. En síntesis, en marzo del presente año, se decidió por fraccionar la región en dos y entregar, la prestación del suministro a dos nuevos operadores: Caribe Sol, perteneciente a Latin American Corp y la Empresa de Energía de Pereira, atenderá a Atlántico, Magdalena y La Guajira; mientras que Caribe Mar, de las Empresas Públicas de Medellín, le corresponde los departamentos de Bolívar, Cesar, Córdoba y Sucre.

Esto también generó controversia, porque hasta el sol de hoy no se conocen cifras veraces sobre el monto de las negociaciones y de las condiciones sobre la operación, de acuerdo con el análisis hecho por expertos.

 

INVERSIÓN DE $7 BILLONES

Lo cierto es que por lo menos, se requiere de 7 billones de pesos para la adecuación de toda la infraestructura durante los próximos 10 años, de tal manera que el servicio sea óptimo y así se convierta en una fuente confiable en las políticas de promoción y atracción de más inversionistas a la región.

El exministro de Minas y Energía, el guajiro Amilkar Acosta Medina, dice que ahora lo que se espera de los dos nuevos operadores es que, por fin, se cumpla con los usuarios lo que manda la Ley de Servicios públicos (142 de 1994) y la Ley Eléctrica (143 de 1994), en el sentido que el servicio de energía se debe prestar con eficiencia, calidad y continuidad.

“Que cesen los constantes apagones y racionamientos no programados, disfrazados de ‘mantenimiento’ y los altibajos en el voltaje a que nos tiene acostumbrados Electricaribe”, subrayó.

En torno a la decisión de fraccionar la región, Acosta explicó que la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), contratada por la Superservicios para que estructurara el proceso de relevo en la operación de red en la región Caribe, recomendó la segmentación del mercado, “pero nunca explicó cuáles fueron las consideraciones técnicas, económicas y operativas que la llevó a esa conclusión”.

Agrega el exministro que “está por verse si ello resulta funcional. Este fue uno de mis reparos al proceso, dado que se desdeñan en el análisis las economías de escala y de aglomeración que aprendimos en los textos de microeconomía”.

Y en torno a los retos inmediatos de los dos operadores, Acosta Medina manifiesta que lo primero es ganarse la confianza de los usuarios, dada la pésima reputación que tiene Electricaribe.

“Ello solo lo logrará mejorando la calidad de la prestación del servicio. Tienen a su favor los nuevos operadores, que ha sido tan malo el servicio, que cualquier esfuerzo que hagan para mejorarlo se va a sentir, se va a notar”, considera Acosta.

 

ESFUERZO PARA MEJORAR CARTERA

Reitera que los operadores, de la mano de los usuarios deberán hacer esfuerzos para mejorar la calidad de la cartera, mediante una gestión que facilite el pago de la factura y, a su vez, los usuarios paguen cumplidamente.

“Los alcaldes y gobernadores ya saben que si no pagan la factura del consumo de energía, como ha ocurrido en el pasado, se exponen a sanciones disciplinarias”, manifestò.

Adicionalmente, anotó, se requerirá que el Ministerio de Minas y Energía cumpla con las transferencias para el pago de los subsidios al consumo básico a los estratos 1, 2 y 3, para no poner en aprieto a los operadores y a los generadores.

Finalmente, el exministro expresa que “los dos operadores deben cumplir estrictamente con las inversiones a las que se comprometieron al momento de ofertar en la puja a que dio lugar la subasta; y tanto la UPME (la Unidad de Planeación Minero Energética), la CREG (Comisión de Regulación de Energía y Gas) y el MME (Ministerio de Minas y Energía) deben cumplir y hacer cumplir con la ejecución de los proyectos contemplados en el Plan5Caribe, a riesgo de que si no se ejecutan a tiempo, por más esfuerzos que hagan los operadores, allí vamos a tener un cortocircuito que imposibilitará mejorar la eficiencia, la calidad y continuidad de la prestación del servicio, que es de lo que se trata”.

Compartir