junio 21, 2024

Mascotas en la pandemia: afectaciones de salud y desbalance conductual

Por: JENNYFER AHUMADA

La pandemia del Covid-19 no sólo afectó las actividades diarias de las personas sino también los animales. En el caso de las mascotas, felinos y caninos, hubo muchísimos cambios tanto positivos como negativos en cuanto a su comportamiento.

Durante la cuarentena, muchos perros y gatos presentaron patologías que no habían presentado antes, como problemas en su comportamiento, piel, alimentación, estrés, depresión, hiperactividad (en ciertos casos), entre otros.

Además, como los perros son capaces de reconocer las emociones humanas y las de sus congéneres, según el doctor Oskar Ahumada, Médico Veterinario y Zootecnista, “muchos perros durante esta cuarentena se enfermaron porque se inmunodeprimieron al ver a sus dueños estresados por la situación económica y social.

Por ejemplo, en el caso de aquella persona que lo despidieron del trabajo o le redujeron el salario; el mismo estrés e incertidumbre que tenía en ese momento, lo percibió la mascota y ocasionó tristeza en ellos”.

ALTERACIÓN EN FELINOS

Los felinos por su particular comportamiento, fueron los que difícilmente se acoplaban al cambio de la cuarentena. Como animales independientes y acostumbrados a vivir generalmente con pocas personas, el cambio fue notorio.

Oskar Ahumada, dijo: “En el caso de los felinos, presentaron diferentes patologías como problemas de piel, debido al estrés percibido por sus dueños. Además el ver a sus dueños todo el día en la casa, o a varias personas, fue drástico para ellos porque estaban acostumbrados a quedarse, por lo general, con una sola persona, ya sea la señora que ayuda con el oficio o un familiar”.

ALTERACIÓN EN CANINOS

En el caso de los perros, empezaron a ingerir, desde objetos, como trapos de cocina, hasta semillas de mango, casionándoles problemas digestivos.

“De hecho, tuvimos varios casos de perritos que se comían muchas cosas y les afectaba en su organismo, al igual que infecciones producidas por el indebido manejo del baño’’, afirmó, el doctor Oskar Ahumada.

El doctor Ahumada, señaló los cambios relevantes que ocurrieron durante la cuarentena en las mascotas y sus dueños.

CAMBIOS POSITIVOS

De los mejores cambios que pudo haber traído la pandemia para las mascotas y sus dueños fue que se fortalecieron los lazos de amistad entre ellos; permitiendo conocerse más entre sí.

“El nivel de depresión y estrés que produjo esta situación hizo que las personas que vivían solas no se sintieran tan al 100% solas, ya que contaban con la compañía de una mascota. Asimismo, los dueños tuvieron la oportunidad de reconocer las diferentes patologías que, quizá, no se habían dado cuenta que tenía su mascota”, sostuvo.

CAMBIOS NEGATIVOS

Debido a la recesión económica y falta de interacción social, muchas familias decidieron reducir sus gastos cambiando la alimentación y el cuidado en general de las mascotas, lo que les produjo un problema digestivo. Por ejemplo, muchos propietarios le cambiaron el concentrado por comida casera a sus mascotas.

Además, “la falta de atención al público en las veterinarias por el cierre de establecimientos durante el aislamiento, hizo que los dueños bañaran a sus mascotas (la cual no está mal), pero esto ocasionó diferentes problemas de piel e infecciones porque los dueños no tenían la experiencia para bañar adecuadamente a sus mascotas”, expresó, el veterinario.

A mitad de la cuarentena los perritos y gatitos se fueron acostumbrando a los cambios y pudo haber una mejora en sus comportamientos. No obstante, ahora que se ha retomado la vida laboral y el curso “normal” de la economía, se evidenciaron los problemas y choques temperamentales de las mascotas al ver que, bruscamente, sus dueños ya no están al 100% con ellos en casa.

Un interesante dato durante esta cuarentena fue el aumento de compra y adopción de mascotas. Muchas personas adoptaron gatitos y perros de la calle y, compraron perros nuevos. “Tuvimos un alto volumen de personas que adquirieron mascotas tras la cuarentena porque se sentían solas o para la compañía de sus hijos y, en otros casos, personas que siempre habían querido tener mascotas pero les era imposible por el tiempo de crianza que necesita el animal, pero ahora con teletrabajo se les facilitó tener un gato o perro en casa. Realmente, siempre les recomiendo a las personas amantes de los animales y que están solas, tener una mascota. Es emocionalmente un alivio para cualquiera, les cambia la vida por completo”, concluyó el doctor Oscar.

Compartir