Concesionarios de Transmetro tocaron fondo y están obligados a dejar de operar

Luego de varios meses de insistir en soluciones viables para poder seguir realizando la operación de los buses de Transmetro, y ante la incierta situación financiera, los gerentes y presidentes de las empresas operadoras UT Sistur y GE Metrocaribe, enviaron carta al alcalde Jaime Pumarejo informando sobre el pare en la operación del sistema a partir del día de hoy.

“Una vez agotadas todas las instancias, sin que se avizore una solución por parte del Ente Gestor y de la Administración Distrital, que garantice la operación del sistema masivo, sumado a la situación de nuestros saldos en rojo por cuenta de los créditos con los bancos y con los ingresos completamente rezagados por concepto de la considerable disminución de pasajeros movilizados, queremos manifestarle, que los recursos para asumir la operación, son mínimos y tocaron fondo; lo que nos obliga dejar de operar a partir del día de hoy”, explicaron los gerentes de las empresas.

Los operadores Unión Temporal Sistur y Grupo Empresarial Metrocaribe, venían realizando gestiones a todo nivel, y pidiendo soluciones de fondo a la situación que afrontan, informando de todas estas gestiones al alcalde distrital, “sin que hayamos encontrado eco alguno a nuestras peticiones y solicitudes, así como ningún interés por parte del gerente de Transmetro; por el contrario, la negligencia en la búsqueda de soluciones y sus continuas dilaciones, nos han llevado hasta donde estamos, en una situación insostenible” .

El alcalde ha sido informado por parte de los operadores que el sistema, desde principios del año anterior, adolece de una buena gestión administrativa y financiera que le permita superar el déficit antiguo más el acumulado en pandemia. Desafortunadamente se juntaron la pandemia y una pésima administración del ente gestor, que ocasionaron un retroceso significativo en los avances que se alcanzaron con la anterior administración, que les permitió iniciar el proceso de recuperación de flota, mejoramiento del servicio, mejora en la confianza con proveedores, así como cumplir con los compromisos con el sector financiero.

José Picón y Juan Carlos Rodríguez, gerentes de las empresas operadoras, le reconocen al alcalde los esfuerzos de su administración y le agradecen la gestión para la consecución de los recursos que se han recibido en este tiempo de pandemia, así como el crédito obtenido mediante la línea de financiación Findeter, que les permitieron sobrevivir en estos 6 meses; sin embargo, ni esos esfuerzos, ni los recursos fueron suficientes para cubrir el déficit que genera el sistema, que actualmente solo moviliza 50.000 usuarios, equivalente al 34% de pasajeros que atendía antes de pandemia, así como tampoco los costos básicos de la operación, que los llevó nuevamente a una situación crítica desde la órbita financiera y operativa.

También indicaron que el sector bancario, desde inicios de la pandemia en el año 2020 y hasta la fecha, insiste en obtener de la alcaldía o del ente gestor Transmetro, una proyección de corto y mediano plazo referente a los ingresos y costos del sistema, así como las fuentes de financiación que establezca la alcaldía para garantizar la movilidad de miles de usuarios del sistema.

Esta información no ha sido posible obtenerla para los bancos, debido a una política de manejo establecida por Transmetro, que no se logra entender, y que perjudica enormemente la operación.

Ante la falta de diligencia en la entrega de dicha proyección, el sector financiero aplicó medidas drásticas activando las provisiones establecidas de costos de intereses y capital, dejando a los operadores sin recursos para la operación desde el mes de abril del presente año, en el caso de UT Sistur y desde el primero de marzo, para G.E. Metrocaribe, dejando sin disponibilidad de recursos a las compañías para cubrir los costos y gastos que demanda una operación tan compleja.

Los gerentes, piden al alcalde que recuerde que el sistema de Transporte Masivo es un servicio público esencial y que los operadores son empresas de las cuales depende no sólo la movilización de los usuarios, sino el bienestar y sostenimiento de más de 2.000 familias, entre empleos directos e indirectos ligados a la operación, empleados y proveedores, y que esto, sumado a la parálisis de la movilidad, es de los aspectos que más les preocupa como empresas operadoras.

La carta enviada finaliza insistiendo en que se constituya con el liderazgo del alcalde, un equipo de gestión donde participen todos los actores que componen el sistema, que trabaje fundamentalmente, en la definición de una fuente de financiación permanente para la operación, que le permita la estabilización entre tarifa técnica y la tarifica al usuario y que mientras esto se consolida se trabaje mancomunadamente en los medios de financiación, e igualmente que:

  • Se ejecute una gestión permanente que permita la identificación y consolidación de fuentes de financiación fijas para el sistema que garantice su operación.
  • Mientras esto se da, el Distrito de Barranquilla garantice la sostenibilidad del sistema, girando mensualmente los valores que se requieran para cubrir los costos de la operación del mismo.
  • Generar un cronograma con fechas y horarios que permitan en el corto plazo culminar con el proceso de negociación del contrato de concesión y asegurar las fuentes que conlleve tales modificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *