Glencore se queda con la totalidad de Cerrejón

Glencore, llegó un acuerdo con sus socios de empresas conjuntas, BHP y Anglo American, para adquirir sus respectivas participaciones del 33,3% en la mina Cerrejón en Colombia, que habían puesto a la venta. Así, la multinacional suiza se quedó con la totalidad del negocio.

La transacción tiene una fecha de vigencia económica de 31 de diciembre de 2020, con una contraprestación de compra agregada de US $ 588 millones, luego están sujetos a ajustes de precio de compra calculados al cierre.

“Con base en el desempeño operativo esperado y los precios futuros actuales del carbón, asumiendo un cierre durante el primer semestre de 2022, anticipamos que el efectivo generado por la operación reducirá la contraprestación de efectivo agregada efectiva a aproximadamente US $ 230 millones, lo que hace que el período de recuperación de la inversión estimado sea inferior a 2 años a partir de clausura”, precisa Glencore.

Las transacciones están sujetas a varias aprobaciones regulatorias y están condicionadas entre sí.

La multinacional dijo que consideró cuidadosamente la mejor manera de responder a los avisos de venta de una manera que refleje su compromiso de lograr los objetivos del Acuerdo de París y reconociendo su obligación de actuar como administrador responsable de los activos.

“Basados ​​en nuestra relación a largo plazo con Cerrejón y en el conocimiento del activo, creemos firmemente que adquirir la propiedad total es la decisión correcta y que el vencimiento progresivo de las concesiones mineras actuales para el 2034 está en línea con nuestro compromiso con una disminución gestionada responsablemente de nuestra cartera de carbón. Se espera que los volúmenes de producción disminuyan sustancialmente a partir de 2030”, afirmó.

Explicó Glencore que la alternativa es que uno o más nuevos socios de riesgo compartido adquieran estas acciones y comprometan la filosofía operativa sostenible de Cerrejón, y extiendan la producción más allá de las concesiones mineras actuales.

Ivan Glasenberg, director ejecutivo de Glencore, dijo: “Glencore ha estado involucrado con Cerrejón por más de 20 años. Conocemos bien el activo y creemos que somos el administrador más responsable de Cerrejón en esta etapa de su ciclo de vida”

“Deshacerse de los activos de combustibles fósiles y convertirlos en un problema de otra persona no es la solución y no reducirá las emisiones absolutas”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *