‘Aterrizaje forzoso’ en las obras del Ernesto Cortissoz

*Hace poco volvió el debate por las obras que se ejecutan en el Aeropuerto Internacional de Barranquilla. Sin embargo, el cronograma de ejecución va hasta mediados del 2023.

REDACCIÓN EL NORTE

Han vuelto a lloverle críticas a los trabajos de modernización de infraestructura del Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz luego que el concejal Richard Fernández Barraza mostrara, recientemente, registros gráficos de lo que él considera está mal hecho.

Eso le dio base para invitar a dar explicaciones a los directivos de la concesión Grupo Aeroportuario del Caribe S.A.S, concretamente al gerente Álvaro González Ringler, acerca de lo que viene pasando. Otros colegas de corporación le sugirieron pedir también la presencia de funcionarios nacionales del Ministerio de Transporte que tienen incidencia en los trabajos.

“Es de interés de la ciudadanía saber en qué va este proceso y por ello solicitamos al Sr. Gerente venga a esta corporación y nos informe cómo van las cosas al respecto”, manifestó el concejal cuando dio a conocer la invitación a través de los medios de comunicación.

En febrero pasado, Fernández había subido a su cuenta de Twitter un duro cuestionamiento: “Desde hace un tiempo y por la pandemia no había ido al aeropuerto después de su remodelación @Aeropuertobaq_y me dieron ganas de llorar, ver mi ciudad con unas instalaciones básicas y malos acabados, esto no es justo, q pena con los inversionistas”.

Otras voces críticas se escucharon también desde la Asamblea del Atlántico por parte de los diputados Lourdes López y Federico Ucrós quienes calificaron de “obras desastrosas” las ejecutadas en el terminal aeroportuario de La Arenosa.

Lo que cuestionan Fernández, López y Ucrós, más lo que circula en las redes sociales, hacen parte del denominado ‘Plan Maestro del Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz’, hoja de ruta del consorcio Grupo Aeroportuario del Caribe a quien el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Transporte, le concesiona el manejo del terminal desde el jueves 5 de marzo del 2015, hasta el 2035, mediante el contrato 003, y estableciendo una inversión inicial por 345.000 millones de pesos en las obras de readecuación que demanda el terminal aéreo para ubicarlo en el contexto de la competitividad económica.

“Es el documento que define el crecimiento para los próximos 20 años de la terminal aérea, determinando el uso de las áreas del aeropuerto y estableciendo las obras a llevar a cabo en el proceso de modernización”, destaca el consorció en su portal, indicando además que en la ejecución se cuenta con la asesoría de entidades expertas estadounidenses como la consultora de arquitectura Ghafari y la empresa Cemosa.

PAQUETE DE OBRAS

El paquete de obras contemplado y distribuido en cinco intervenciones fundamentales, vienen desarrollándose en cuatro fases, con un tiempo de ejecución que vence en junio del 2023, lo conforman: Repavimentación total de la pista y las calles de rodaje; actualización de los sistemas de iluminación; construcción de vía perimetral, cerramiento, alumbrado y sistemas de seguridad; remodelación del terminal de pasajeros y ampliación de la zona internacional; construcción de la zona de abastecimiento de combustible; renovación de los equipos del terminal de pasajeros, puentes de abordaje, sistema de manejo de equipajes y sistema de aire acondicionado en todas las áreas públicas.

Igualmente, la ampliación de los locales comerciales y adecuación de las áreas administrativas; reforma del edificio de bomberos; reposición de máquinas y vehículos del servicio de extinción de incendios y reposición de equipos de seguridad de aviación civil; implementación del nuevo terminal y plataforma de carga; adecuación de planta de tratamiento de aguas residuales; adecuación de arroyos y canales de drenaje; y la actualización en la subestación eléctrica.

Este año se han conocido dos balances de seguimiento a las ejecuciones. El primero liderado por la ministra de Transporte, Angela María Orozco, el miércoles 24 de febrero, y el vicepresidente de Gestión Contractual de la ANI, Luis Eduardo Gutiérrez.

La Ministra aseguró que todo lo previsto iba en el 96 por ciento de ejecución, generando 373 empleos directos; además, reveló que el contrato ya sumaba 610.000 millones de pesos. Ese día también se conoció que la operatividad del Aeropuerto era del 98 por ciento.

La segunda visita de inspección la hizo Gutiérrez, el vicepresidente de la ANI, el miércoles 9 de junio. Al final manifestó que el global de la ejecución ya era del 99 por ciento, pero sorprendió con el monto de la contratación, 500.000 millones de pesos, es decir 110.000 millones, menos de lo que dijo en febrero la ministra Orozco.

RETRASOS

Sin embargo, la misma ANI, según registros de prensa, reconoce que se han presentado retrasos en las ejecuciones de cada una de las cuatro fases, lográndose el 100 por ciento solo en la primera, cuya obra principal era la reconstrucción de la pista aterrizaje; el resto de las fases a mayo pasado iban así: 75, 51 y 48 por ciento, respectivamente.

De acuerdo con un arquitecto consultado, pero que pidió no revelar su identidad, básicamente, en lo que ya se viene trabajando es en los acabados, pero como se trata de obras en las que hay recursos nacionales, no son raros los retrasos, incluso hasta la calidad de los productos que usan es cuestionable.

“En esos contratos millonarios se ven muchas vainas torcidas, perversas, nunca se saben montos exactos, los cronogramas rara vez se cumplen porque de lo contrario no vuelven a verse los famosos otrosíes, que es más plata; y las interventorías, incluso organismos externos veedores, pasan de agache, al igual que los famosos organismos de control del Estado. Así pasa”, comenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *