diciembre 3, 2022

Colombia lanzó por primera vez exitosa colocación de TES verdes por $750.000 millones

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público subastó exitosamente $750.000 millones en TES Verdes denominados en pesos, con vencimiento en diez años (2031).

En el marco de la operación, se presentó una sólida demanda recibiendo ofertas de compra por $2,3 billones, 4.61 veces el monto convocado inicialmente. Lo que representa el Bid to Cover (ofertas recibidas con relación al monto convocado) más alto en lo corrido de 2021.

La sólida demanda permitió activar cláusulas de sobre adjudicación del 50%, $250.000 millones adicionales al monto inicialmente subastado de $500.000 millones. Esto en línea con lo establecido en la Resolución 951 de marzo 31 de 2020 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

La tasa de corte de la subasta de los TES Verdes fue de 7,556%, que al compararse con el nivel de transacción del TES convencional con vencimiento 2031 (7.630%) presenta una diferencia de 7 puntos básicos, técnicamente conocido como Greenium. Lo anterior evidencia el interés de los inversionistas locales y extranjeros en esta clase de títulos de deuda pública de Colombia.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, José Manuel Restrepo Abondano, destacó que Colombia es el segundo país en el hemisferio que ha emitido bonos verdes a nivel gubernamental, después de Chile en el 2019.

Así mismo, agregó que hoy el país hace historia en materia de sus compromisos ambientales. “La operación es importante porque nos permite acelerar el cumplimiento de las metas ambientales que delineamos en el Plan de Desarrollo y también los compromisos internacionales que tenemos, por ejemplo, de reducción de emisiones de carbono en un 51% en el 2030”.

De igual forma, resaltó que la transacción apoya la financiación de inversiones en proyectos que tienen que ver un 40’% con la gestión del agua, un 27% con la transición del transporte hacia un sistema más limpio y sostenible, un 16% con la protección de la diversidad y un 14% con la transición a energías no convencionales y renovables.

Precisó, además, que la operación permite desarrollar los mercados de capitales verdes colombianos. “Serviremos como un emisor de valores de referencia, que brinde precios, liquidez y volumen, para que todas estas iniciativas, tanto de instituciones públicas como privadas, puedan beneficiarse”.

Por su parte, el director de Crédito Público, César Arias, expresó que una de las ventajas de los bonos verdes es que contribuye a bajar los costos de financiamiento de la nación. “Hoy hemos visto como nuestro bono gemelo TES Verde 2031, que subastamos, ha logrado colocarse a una tasa de interés más baja siete puntos básicos con relación a la tasa de interés del mercado secundario”.

Otro beneficio, explicó, es que los bonos verdes son títulos que tienen mayor estabilidad y resiliencia. “Hemos visto que en estas semanas ha habido gran volatilidad en los mercados internacionales por distintos temas y aún así logramos adjudicar una subasta con el mayor nivel de demanda, 4.6 veces sobre suscrita, del último año”.

Finalmente, manifestó que otra de las ventajas es que se diversifica la base de inversionistas, ya que no solo han invertido colombianos y extranjeros que ya tienen posiciones en Colombia, sino que se recibió a inversionistas que no habían participado en el mercado colombiano. “Se trata así de un nuevo inversionista que ayuda a fondear las necesidades del país y al logro de nuestros compromisos con el medio ambiente”.