mayo 20, 2024

Con aumentos en precios de ropa en Barranquilla ya se siente impacto de escasez de contenedores

Los efectos de la escasez de contenedores en el mundo se están sintiendo desde ya en el comercio de la ciudad de Barranquilla, que se prepara para la temporada de fin de año.

Una de las consecuencias es que los precios de diferentes productos se han incrementado entre un 20 y 40 por ciento.

En el caso de los comerciantes del centro de la ciudad, hay quienes tienen mercancía de reserva para atender la alta demanda de clientes que se avecina, mientras que otros no tendrían en el corto plazo cómo abastecer sus almacenes.

Asocentro encuestó a los empresarios de este sector encontrando que el 30% podría conservar precios para fin de año, mientras que un 40% afirmó que necesariamente tendrán que aumentar los precios de la mercancía para poder sostener empleos y tener cómo pagar servicios públicos, arriendos, impuestos.

El resto señala que de no solucionarse pronto esta crisis no tendrán cómo surtir sus establecimientos y por ende, se verán obligados a cerrar y enviar a casa a sus colaboradores.

La directora del gremio Dina Luz Pardo, indicó que en el caso de Barranquilla la hilaza escasea, precisando que se puede conseguir a $7.500 cuando antes costaba $2.500; 1 metro de la tela índigo puede costar 16 mil pesos. Antes costaba 8 o 10 mil pesos. Aseguró que la popelina, el drill y otras telas se consiguen poco y costoso.

La escasez de contenedores para el transporte de mercancías ha disparado los precios de la logística de transporte, al igual que de varios productos, afectándose con ello su comercialización y por ende las economías que se sustentan en el comercio exterior.

Compartir