Gremios urge conocer efectos del Plan Maestro de Salamina y El Piñón en canal navegable de Barranquilla

El Comité Intergremial del Atlántico, Asoportuaria, la Cámara Colombiana de la Infraestructura zona Norte, la Cámara de Comercio de Barranquilla, la Andi Atlántico – Magdalena y la Sociedad de Ingenieros del Atlántico solicitaron la realización de una mesa técnica a fin de analizar los efectos del Plan Maestro de Salamina y El Piñón en el canal navegable de Barranquilla.

Lo anterior teniendo en cuenta que dicho Plan Maestro contempla un dragado por agitación en el sector de la isla Tamarindo de por lo menos 1.607.280 metros cúbicos de sedimentos y al ser un dragado por agitación, el transporte de sedimentos no es controlado y es incierto el rumbo que estos tomen, pudiendo afectar todavía más las condiciones del canal navegable de la Zona Portuaria de Barranquilla.

Señalan los gremios que también se ha manifestado por parte de los diseñadores de las obras que se prevé una erosión inducida de la Isla Tamarindo, como efecto de la ejecución de las obras propuestas. Esta erosión tendría también un efecto de millones de metros cúbicos que ineludiblemente serán transportados hacia la desembocadura, con unos posibles efectos que no se han cuantificado.

Ante esto, sostienen que antes de realizar una intervención de tal magnitud e importancia, las entidades a cargo deben estudiar, analizar, modelar y soportar los efectos acumulativos de estos sedimentos removidos aguas abajo y garantizar que esto no genere mayor sedimentación en los sistemas activos aguas abajo, específicamente en el canal navegable de Barranquilla y sus zonas aledañas.

Agregan que es pertinente recordar que, en octubre de 2020 y en medio de las advertencias que el gremio portuario elevó en su momento, se realizó un dragado inducido de cerca de 500.000 m3 en Salamina, en donde gran parte de este volumen fue vertido nuevamente al río Magdalena, para que un mes después se registrara una sedimentación calificada por Cormagdalena como atípica, especialmente en el kilómetro 11, un sector que históricamente poco se sedimentaba.

“Debido a lo anterior, solicitamos a Cormagdalena, al Invías, a la Unidad De Gestión Del Riesgo, a la Universidad Del Magdalena, a la Universidad De Cartagena y demás instituciones involucradas con la formulación y futura ejecución del Plan Maestro de Salamina y El Piñón, que antes de realizar cualquier intervención sobre el Río Magdalena, se realicen los estudios de impacto ambiental y sedimentológico para evitar trasladar la problemática aguas abajo”, anotaron los dirigentes de los 6 gremios.

Los gremios de Barranquilla expresaron su solidaridad con los habitantes de Salamina y El Piñón por las afectaciones que han sufrido desde el año 2018 debido a la erosión en la ribera derecha del río Magdalena, la cual amenaza permanentemente con provocar su desbordamiento y que ha ocasionado daños en la estación del ferry y en la vía que comunica con esos municipios.  Consideran que esta región necesita y merece una solución de fondo a esta problemática, pero sin que ésta afecta otras zonas del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *