mayo 21, 2022

Abren licitación para recuperación de la playa de puerto mocho

La Administración distrital, a través de Edubar S.A., abrió la licitación para la recuperación ambiental y paisajística de la playa de Puerto Mocho, uno de los componentes de la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín.

La playa de puerto Mocho, ubicada entre el río, el mar y la ciénaga, está rodeada de manglares de gran importancia paisajística para la ciudad y para la región, por lo cual se proyecta aprovechar su potencial turístico, cultural y ecológico mediante una intervención urbana y restauración ambiental que recupere su valor natural y genere nuevos atractivos que hagan posible la reactivación del turismo sostenible y responsable en la zona.

También se van a desarrollar estrategias integrales que consoliden el entorno próximo creando conexiones e interacciones con nuevos equipamientos como el Ecoparque Ciénaga de Mallorquín, asegurando el acceso con el tren turístico de Las Flores.

Se espera rehabilitar la playa y convertirla en un espacio de intercambio cultural y social, con diferentes usos que favorezcan la economía del sector y que revitalicen el borde costero del Atlántico y lo integren con la ciudad, generando beneficios directos a 8000 habitantes del barrio Las Flores.

ADJUDICADA CONTRUCCIÓN DE PISTA DE CICLOMONTAÑISMO

De otro lado, a través de Edubar S.A., el Distrito adjudicó al Consorcio Senderos 2021, el proceso de selección abierta para la construcción de la pista de ciclomontañismo y senderismo de Miramar, el primer escenario con miras a los Juegos Panamericanos Barranquilla 2027, que serán el evento deportivo más importante que tendrá Colombia en la década.

Desde la realización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, el ciclomontañismo ha sido una de las disciplinas que han venido ganando espacio en Barranquilla. Por ello, se consideró diseñar una pista para la práctica de esta actividad y el senderismo en el Bosque Urbano de Miramar -BUM-, ubicado en el noroccidente de la ciudad, que permitirá disfrutar de, al menos, 30 hectáreas dentro del perímetro metropolitano.

El sendero de la pista de ciclomontañismo tendrá una longitud de 5,4 kilómetros y será tipo Cross Country, que se practica en grupos por categorías sobre un sendero que contiene una serie de obstáculos tipo rockgardens, subidas técnicas con raíces, bajadas técnicas, saltos, drops y puentes.

Además de la pista de ciclomontañismo y las rutas de senderismo, el nuevo escenario tendrá espacios de apoyo como áreas administrativas, operativas y de servicios, cafetería, baños, depósitos y vestuarios, entre otros, lo mismo que zona de picnic, camping y miradores.

Con las 30 hectáreas del Bosque Urbano de Miramar aumentará el espacio público verde de Barranquilla y su área metropolitana, fomentando un lugar para actividades al aire libre y, lo más importante, la ciudad tendrá una zona que absorberá los contaminantes atmosféricos y generará la producción de oxígeno. Según cálculos de especialistas, el proyecto puede tener un potencial de captura de dióxido de carbono de 2.500 toneladas por año, un avance más en el objetivo de ser una biodiverciudad.