mayo 18, 2024

Prosperidad Social aclara que no se han perdido recursos de subsidios para población pobre y vulnerable

A propósito del comunicado de la Contraloría General de la República donde aseguran detectar pagos de Prosperidad Social a personas muertas, no sisbenizadas o sin el puntaje necesario en el Sisben para recibir estos auxilios, el director de la entidad (e) Pierre García dio al país y a los entes de control un parte de tranquilidad sobre el destino de los recursos que menciona la alerta que emitió la Contraloría.

La Contraloría General de la República, dijo que con el despliegue tecnológico de la Dirección de Información, Análisis y Reacción Inmediata (Diari), detectó más de 402 mil millones de pesos que el Departamento de Prosperidad Social (DPS) giró a fallecidos o ‘colados’ en las bases de datos del Sisbén. 

Indica Pierre García que el despliegue de cruces de datos, que con inteligencia artificial hizo la Contraloría a las fuentes de información de los programas de transferencias monetarias y a su modelo analítico, no refleja las particularidades de los hogares beneficiarios de los programas de transferencias monetarias.

Aclara que el Sisben, si bien es el principal mecanismo de focalización del gobierno nacional, no debe ser utilizado como el único criterio de cruce para detectar “colados” o pagos indebidos en los programas sociales.  Por ejemplo: la población indígena o quienes han sido víctimas del conflicto armado, no tienen requisitos Sisben para recibir los subsidios que administra Prosperidad Social.

“Como siempre hemos hecho, invitamos a la Contraloría General de la República a que en conjunto con el DNP instalemos una mesa de trabajo en donde conozcamos de manera concreta el contenido de la información a la que se refiere el comunicado.  En Prosperidad Social siempre estamos atentos a resolver todos los requerimientos de los entes de control en las diferentes auditorías, mesas de seguimiento y demás procesos. Para ello estamos radicando solicitud oficial con el fin de adelantar este procedimiento en el menor tiempo posible a fin de dar tranquilidad sobre el manejo de los recursos destinados a la superación de la pobreza”, anota el funcionario.

Si bien el Sisbén es el principal instrumento de focalización que se utiliza en Colombia para la selección de potenciales beneficiarios de los programas sociales, no es el único que se utiliza en Prosperidad Social para la identificación de beneficiarios de acuerdo con lo establecido en los manuales operativos de los cinco programas. Puede darse también por una orden judicial.

En Familias en Acción actualmente tenemos alrededor de 700 mil familias desplazadas, 120 mil familias indígenas, 500 mil familias de la Estrategia Unidos. En jóvenes en acción tenemos alrededor de 900 jóvenes del ICBF, 67 mil jóvenes desplazados, 9 mil indígenas, 14 mil de la estrategia Unidos y 87 mil que provienen de un hogar atendido por Familias en Acción desde el año 2000. En Colombia Mayor se están atendiendo 45 mil adultos indígenas y en Ingreso solidario se atienden 42 mil soldados. En devolución de IVA se focalizaron 700 mil hogares en la primera cobertura para 1 millón de hogares”, anotó García.

Añade que la información de las alertas reportadas por la Contraloría responde a cruces de información cuantitativa que no refleja completamente la realidad de la operación e información cualitativa de los programas, de los territorios ni de los hogares.

Prosperidad Social dice que se rige por la información oficial de las entidades que administran las bases de datos, en las fechas que son utilizadas para cada ciclo de pago. Para el caso de la identificación de fallecidos, se basa en los cruces que se realizan con la registraduría en el proceso de antifraudes. No obstante, en el momento del cruce en cada ciclo de pagos, es posible que una persona no aparezca con reporte de fallecimiento, pero posteriormente en una actualización de la Registraduría ya aparezca y por ello se puede interpretar que Prosperidad Social programó un pago a un fallecido (información retroactiva).

Ahora bien, dado que los apoyos están dirigidos a los hogares, si el titular falleció el recurso es asignado a la familia y se le entrega a otro miembro del hogar.

Adicionalmente, atendiendo al deber de denuncia que nos asiste como funcionarios públicos frente a los casos que menciona el reportaje publicado por un medio nacional, hemos compulsado copias a la Fiscalía General de la Nación para que en el marco de sus competencias investigue los casos allí reportados. Esto, como siempre lo ha puesto en conocimiento Prosperidad Social a través de sendos oficios al ente de control.

Durante el Gobierno del presidente Iván Duque, Prosperidad Social ha ejecutado el 54% de la inversión total en transferencias monetarias desde la creación de este tipo de incentivos para la superación de la pobreza. En 3 años y 8 meses de gobierno hemos llegado a 11 millones de hogares colombianos y se han invertido $32 billones de pesos, de un total histórico de $60 billones. Es importante resaltar que, de esos 32 billones entregados en este gobierno, 28 han sido en pandemia.

Compartir