mayo 18, 2024

Alcalde Pumarejo dice que hay que seguir explotando y explorando gas, pero de una manera sostenible

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, destacó los enormes beneficios que proporciona al país la industria de petróleo y gas, enumerando entre ellos el empleo, las divisas que genera y los impuestos que pagan las empresas del sector y que contribuyen a adelantar programas sociales.

Aunque se mostró totalmente de acuerdo en seguir explorando y explotando los hidrocarburos, sobre todo el gas que en la Costa tiene mucho potencial, dijo que debe hacerse de una manera ambientalmente sostenible, porque es necesario que se preserve el medio ambiente. Afirmó que la sostenibilidad ambiental como una de las banderas de su Administración y anotó que es destacable que la industria de hidrocarburos también está comprometida con la sostenibilidad.

Durante su participación en el Gran Foro de la ACP: Hechos de Sostenibilidad, Pumarejo expresó que: “Ese gas y ese petróleo que encontremos nos permitirá tener soberanía energética, una frase que está muy de moda porque hemos visto como países como Europa están sometidos a las decisiones que toma Rusia porque es quién les provee el gas. Colombia ha tenido una soberanía energética durante tantos años y no puede permitirse luego estar a expensas de lo que decidan sus vecinos”, afirmó el mandatario.

Añadió que este boom del sector petróleo y gas puede generar muchos empleos, mucho crecimiento económico, pero insistió en que hay que asegurarse que se haga bien. “Eso es lo que estamos trabajando con el sector, el Gobierno Nacional y autoridades ambientales. Además, el hidrógeno, la energía eólica y la solar representa también un crecimiento exponencial en la calidad de empleo que se va a generar en Barranquilla”, anotó el alcalde Pumarejo.

Sobre las exploraciones que se están haciendo, dijo que hay dos taladros costa afuera de Barranquilla haciendo pozos para evaluar la capacidad de producción de dichos yacimientos.

Recordó que a Colombia le quedan cerca de 8 años de producción interna a plena capacidad de gas y que al terminar esos cinco años si no se tienen unos yacimientos nuevos se va a tener que importar gas, lo que elevaría hasta cuatro veces el precio, pues éste ya no estaría indexado al peso colombiano sino al dólar.

Compartir