mayo 21, 2022

El sector financiero ha invertido $700.000 millones en innovación en últimos cinco años

Durante la apertura del 12 Congreso de Acceso a Servicios Financieros y Medios de Pago (CAMP), el presidente de Asobancaria, Hernando José Gómez, resaltó los avances que ha tenido el país en materia de inclusión financiera e innovación y señaló los principales retos que tiene el sector.

El presidente de Asobancaria comenzó resaltando el avance significativo en inclusión financiera, ya que actualmente hay 33,2 millones de adultos con al menos un producto financiero, y 27,8 millones de adultos con productos que usan activamente. Estos datos implican que el 89,9% de los mayores de 18 años tiene al menos un producto financiero.

Para estos resultados, la innovación en productos y servicios ha sido clave y los datos más recientes del Informe de Sostenibilidad de Asobancaria muestran que las entidades financieras han invertido alrededor de $700.000 millones en esta materia en los últimos cinco años.

Además de eso, Gómez resaltó que hoy en día los canales digitales son los predilectos por los consumidores financieros para realizar sus operaciones. “En 2021, el 48% del monto transado se movió por medio de canales digitales, 16pp por encima del monto de las operaciones realizadas en canales físicos, que solo alcanzó el 32%”, explicó el presidente de Asobancaria.

A pesar de todos esos avances, Gómez señaló que el cierre de brechas sigue siendo un tema prioritario para el sistema financiero, sobre todo en lo relacionado con la población rural, las mujeres y las MiPyme.

Para mejorar la situación de las poblaciones rurales, el presidente de Asobancaria indicó que se debe seguir impulsando el desarrollo de los modelos de corresponsalía móvil y digital, mientras que para reducir las brechas de género, Gómez habló de la necesidad de contar con productos de ahorro y depósito que se ajusten más a su realidad. Adicionalmente, para mejorar el financiamiento MiPyme, Gómez explicó que se debe trabajar en mejorar las habilidades gerenciales de estos empresarios y en diseñar garantías más adecuadas a su realidad.

 “Desde la asociación estamos promoviendo la creación de modelos de calificación crediticia que usen información novedosa que permita elevar los niveles de acceso al crédito de estos empresarios”, añadió.

Otros tres retos que tiene el sector están en profundizar el acceso y uso de medios de pago digitales, propiciar una regulación simétrica entre todos los actores y lograr mayor integración del ecosistema.