mayo 26, 2024

Persisten las dudas sobre falta de confiabilidad de energías solar y eólica

*Continúa abierto el debate sobre debilidad de la intermitencia de esta clase de generación.

Por SANTOS SUÁREZ BADILLO
Director de El NORTE y elnorte.com.co

Sin lugar a dudas que la inclusión de las fuentes de energía renovables no convencionales es importante desde el punto de vista ambiental y la diversificación de la matriz energética del país, pero se hace necesario tener en cuenta otras variables para dimensionar su conveniencia.

La idea es que estas fuentes resultan benéficas y su papel es y será protagónico en el sector eléctrico colombiano en el corto, mediano y largo plazo; sin embargo, es muy importante que además del tema de sostenibilidad se avalúen los factores de economía y confiabilidad.

La combinación de estos tres conceptos es lo que al final produce unos resultados que necesariamente tienen que darse en función del bienestar de la sociedad, llámese local, regional o nacional.

Planteado de otra forma, si bien esta clase de fuentes de generación, llámese eólica (que se produce con el viento) o solar (que se produce con los rayos del sol), tienen bondades demostradas en favor del medio ambiente, para su implementación a gran escala deben mirarse los otros dos componentes citados, a fin de evitar más adelante adversas situaciones.

Siguiendo con ese orden, resulta clave mirar lo que ha pasado en el resto del mundo, del porqué de la crisis energética que se registró en países como Alemania, España e Inglaterra, donde se excedieron en las expectativas relacionadas con las renovables no convencionales y ante la falta de disponibilidad permanente del recurso, tuvieron que volver a las plantas que generan con carbón y gas.

COMPONENTE ECONÓMICO

A propósito del componente económico, el usuario o cliente espera que la energía le sea suministrada las 24 horas del día. Cuando ese abastecimiento no se cumple a plenitud, ocasiona unos perjuicios, cuya magnitud, por ejemplo para el sector productivo depende de la cantidad de horas que se corte el suministro.

La intermitencia de la energía solar y eólica es una de las debilidades cuya solución inmediata no está a la vista, y por lo tanto representa un riesgo que se hace necesario mitigar con acciones técnicas que por ahora no están claras.

¿Y por qué de la intermitencia?, sencillo: Cuando una nube tapa el sol, se deja de producir energía solar por el tiempo que dure ese fenómeno, lo mismo que cuando llueve. Y en los momentos en que cesa el viento, tampoco se produce la eólica.

Como consecuencia de ese factor adverso, se produce el otro componente mencionado, es decir, la falta de confiabilidad. Si una fuente de generación no es confiable, no puede recaer sobre ella una mayor responsabilidad en el funcionamiento del sistema eléctrico nacional.

De allí que los generadores térmicos la consideren como un complemento. Incluso se estima desde ya un escenario en que las renovables no convencionales no sobrepasen el 20% de la matriz energética.

PROCESO DE APRENDIZAJE

Se puede decir entonces que en esta materia el país se encuentra en un proceso de aprendizaje, de desarrollo y madurez de la tecnología para que en los sistemas que operan como un todo, estas alternativas energéticas sean tenidas en cuenta.

Lo anterior porque no es lo mismo instalar algunos paneles solares en las casas para el consumo de un hogar, a que ya entren al sistema para garantizar de una manera sostenible la oferta de energía. Para ello tienen que ser sostenibles, económicas y confiables.

Tampoco hay que descuidar los aspectos técnicos, relacionados con la conexión al sistema, es decir, la posibilidad o no de inyectar esta energía a la red en un punto muy particular. Detrás de esto hay mucha ciencia y tecnología que es necesario tener en cuenta para no afrontar dificultades mayores en su desarrollo.

En conclusión: Algunos expertos consideran que de no aplicarse los pilares señalados para la producción de este tipo de energía, el beneficio ambiental que se obtendría sería pequeño comparado con los daños que se le produciría a la sociedad.

Compartir