mayo 20, 2024

Colombia contempla la posibilidad de exportar hidrógeno verde a Europa y Asia

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, indicó que como parte de la hoja de ruta trazada para el hidrógeno verde en el país se ha contemplado la posibilidad de convertir a Colombia en exportador del nuevo e-combustible, que se empezaría a producir con los excedentes de la generación de energías renovables (eólica y solar) que produzcan los proyectos que están creciendo en el país.

El anuncio se dio en el marco del Latin America Energy Week, evento organizado por Siemens Energy. De acuerdo con el funcionario el mayor reto es “Decidir cómo vamos a transportar y transformar esta energía en otros productos. Estamos revisando porque queremos que Colombia y la región sean potencia para poder suministrar energía a largo plazo”.

El Mesa Puyo resaltó que se está trabajando para lograr una interconexión con Panamá y mejorar la actual interconexión con Ecuador.

En el Latin America Energy Week se reúnen los principales expertos del sector energético de América Latina, para discutir los retos del sector de cara a la transición energética de los países que están migrando hacia las energías renovables o limpias. En el marco de esta transición, 15 países de Latinoamérica, incluido Colombia, tienen el compromiso de que sus matrices energéticas sean un 70% renovables (esto incluye el recurso hídrico y fuentes solares y eólicas, entre otras) para el año 2030. Para el caso colombiano, la matriz energética renovable supera ya el 70% entre proyectos hídricos y la incorporación de energías renovables no convencionales, que solo en los últimos 4 años pasaron del 2% al 12%.

Para aprovechar los excedentes de energía que puedan surgir de la generación con proyectos no convencionales (eólicos y solares), los países están enfocando esfuerzos en la generación de hidrógeno verde, un e-combustible que permitirá revolucionar el mercado energético a nivel mundial.

En este sentido, André Clark, vicepresidente para América Latina de Siemens Energy, aseguró que el hidrógeno verde es una alternativa real y América Latina ofrece enormes ventajas en la producción de este combustible. “No es solo una solución a un problema inmediato, sino un potencial para transformar efectivamente la política industrial del continente en una política más eficiente y ecológica”.

Por su parte el Ariel Yépez-García, jefe de Energía e Infraestructura del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, destacó que hay temas prioritarios que deben atenderse para lograr la expansión y consolidación de la matriz energética en Latinoamérica, como la diversificación de las fuentes financieras, la movilización de capitales, los marcos legales, e incluso frente al apetito de riesgo del sector privado lograr financiamientos en moneda local y capital privado en infraestructura.

Desde la empresa privada los panelistas coincidieron en hacer un llamado a los gobiernos, con el fin de avanzar en materia regulatoria y acuerdos que les permitan consolidar la integración energética en la región, lo que permitirá además consolidar la seguridad energética, brindar precios más bajos al consumidor y especialmente convertirse en proveedores de energía a nivel mundial.

Compartir