mayo 26, 2024

El FMI prevé que economía mundial crecerá 3,2% este año y 2,9% en 2023

El Fondo Monetario Internacional, FMI, bajó nuevamente su pronóstico de crecimiento económico mundial, teniendo en cuenta que la economía mundial, aún titubeante debido a la pandemia y la invasión rusa de Ucrania, se enfrenta a perspectivas cada vez más sombrías e inciertas.

“Según nuestro pronóstico de base, el crecimiento se desacelera con respecto al 6,1% del año pasado, a 3,2% este año y 2,9% el próximo, es decir, rebajas de 0,4 y 0,7 puntos porcentuales con respecto a abril. Esto obedece al estancamiento del crecimiento en las tres mayores economías del mundo —Estados Unidos, China y la zona del euro—, que acarrea importantes consecuencias para las perspectivas mundiales”, indicó el Fondo.

Señaló que en Estados Unidos la merma del poder adquisitivo de los hogares y la política monetaria más restrictiva reducirán el crecimiento a 2,3% este año y 1% el año próximo. En China, los nuevos confinamientos y la agudización de la crisis inmobiliaria rebajaron el crecimiento a 3,3% este año, el más lento en más de cuatro décadas, excluida la pandemia. Y en la zona del euro el crecimiento se revisa a la baja, a 2,6% este año y a 1,2% en 2023, en razón de las repercusiones de la guerra en Ucrania y la política monetaria más restrictiva.

Pese a la desaceleración de la actividad, la inflación mundial ha sido revisada al alza, debido en parte a la subida de los precios de los alimentos y la energía. Se prevé que la inflación este año se sitúe en 6,6% en las economías avanzadas y 9,5% en las economías de mercados emergentes y en desarrollo —revisiones al alza de 0,9 y 0,8 puntos porcentuales respectivamente— y se proyecta que permanezca elevada por más tiempo. Dice la entidad que la inflación también se ha ampliado en muchas economías, debido a la incidencia de presiones en los precios derivadas de trastornos en las cadenas de suministro y una estrechez sin precedentes en los mercados laborales.

Pierre-Olivier Gourinchas, Consejero Económico y Director del Departamento de Estudios del FMI, indicó que “Las perspectivas se han empañado considerablemente desde abril. Es posible que en poco tiempo el mundo se sitúe al filo de una recesión, apenas dos años después de la última. La cooperación mundial será fundamental en muchos aspectos, desde la transición climática y la preparación frente a pandemias hasta la seguridad alimentaria y el sobreendeudamiento”.

Puintualizó en que ante estos enormes desafíos y luchas, reforzar la cooperación mundial sigue siendo la mejor forma de mejorar las perspectivas económicas y mitigar el riesgo de fragmentación geoeconómica. 

Compartir