septiembre 26, 2022

Banco de la República no debe aumentar tasa de interés, a pesar de decisión de la Reserva de EE.UU.

Para frenar el proceso inflacionario que vive Estados Unidos, en donde el IPC anual al cierre de agosto ascendió a 8,3%, la FED o Reserva Federal de ese país acaba de subir en 75 puntos porcentuales su tasa de interés.

Esta decisión podría tener consecuencias en Colombia, dado que generalmente la Junta Directiva del Banco de la República replica las medidas del Sistema de Reserva Federal de los Estados Unidos, porque un incremento similar en la tasa de interés, en los actuales momentos que vive el país, podría afectar el crecimiento económico, la inflación y la devaluación de la moneda, dijo Henry Amorocho, profesor de Hacienda Pública y Presupuesto de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario.

“No es aconsejable que la Junta del Emisor replique el porcentaje de la FED, porque incrementar en 75 puntos básicos el manejo de la tasa de intervención en el país tendría implicaciones serias en el proceso inflacionario, en la depreciación de la moneda y en el desarrollo económico”, explicó Amorocho.

“Es de suma importancia que la Junta Directiva del Banco de la República maneje con cuidado el crecimiento de la tasa de interés. Lo recomendable es no aumentarla. Y si se aumenta, que solo sea del 0,2% al 0,3% y no de 0,7%, porque nos estaría llevando a una inflación de aquí al 31 de diciembre cercana al 11% y a unas tasas de interés quizás del 11%, lo que automáticamente reduciría el porcentaje de crecimiento económico y las oportunidades de crecimiento en un punto del Producto Interno Bruto”, indicó.

Este tipo de decisiones de carácter internacional pueden afectar a nivel interno y, por supuesto, discurrir los niveles de crecimiento de empleo del país. El Banco de la República debe analizar con detenimiento las decisiones que vaya a tomar, especialmente por la coyuntura mundial y el alza que han tenido los precios de los productos de la canasta básica, señaló Amorocho.