abril 19, 2024

Gremios piden que incremento del salario mínimo no castigue la economía y el empleo

Los gremios productivos del país han expresado su posición frente al reajuste del salario mínimo de 2023, coincidiendo en que el incremento debe hacerse basado en una concertación técnica que tenga en cuenta la realidad del país y que no castigue la reactivación de la economía y la generación de empleo.

El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, señaló que son preocupantes las recientes cifras de inflación anunciadas por el Dane, que registraron la variación más alta de los últimos 23 años, llegando a un 12.53%, muy impactada por el alza en los alimentos, que alcanzó un 27.08%.

Según el vocero, una escalada inflacionaria de esta magnitud amerita medidas sensatas y prudentes teniendo en cuenta también que el próximo año entrará en vigencia la reforma tributaria.

Precisa que de cara al salario mínimo se debe hacer una concertación técnica, que reconozca la inflación más el comportamiento de la productividad para que se pueda mantener el poder adquisitivo de los colombianos, sin castigar el crecimiento económico y la generación de empleo.

“Bajo este panorama el próximo año habría un incremento del 30 al 40% en los costos laborales, teniendo en cuenta no sólo el incremento del salario mínimo, sino la entrada en vigencia de la reducción de la jornada semanal de trabajo y la reforma laboral anunciada por el Gobierno; lo que afectaría especialmente al 97% del sector empresarial, compuesto por micro, pequeñas y medianas empresas, muchas de las cuales no aguantarían esta carga adicional”, concluyó Cabal Sanclemente.

EMPLEO

A su turno, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, precisó que teniendo en cuenta que la capacidad de generación de empleo no es la mejor para los meses subsecuentes, es importante que la discusión sobre el aumento del salario mínimo se lleve a cabo con responsabilidad, puesto que un aumento real por encima de las capacidades de la economía generaría mayor informalidad y reducciones en el bienestar de los hogares colombianos.

“Invitamos a que la negociación y concertación del incremento del salario mínimo para 2023 sea de manera informada y responsable, teniendo en cuenta una visión sistémica que no se detenga en los beneficios políticos que puede traer un aumento elevado del mínimo o en la mejora potencial a una fracción de la población, sino que contemple también los costos que podrían recaer sobre la población más vulnerable (sin voz en la negociación) que se encuentra lejos de ganar un mínimo y para la cuál puede ser cada vez más complicado conseguir un empleo o hacer parte del sistema de protección social”, afirma el gremio financiero.

Cabe recordar que la Anif ha propuesta que con un dato de inflación anual en noviembre del 12.53% y un aporte de la Productividad Total de los Factores de 1.24%, como datos oficiales para la mesa de concertación, el incremento del salario mínimo sea cercano al 13.8%5.

CONDICIONES MÁS FAVORABLES

Bruce Mac Master, presidente de la Andi, también hizo referencia al resultado de desempleo de octubre de 2022 e indicó que la disminución de 2,3 puntos porcentuales de la tasa de desempleo nacional en octubre de 2022, hasta el 9,7%, es un resultado positivo para el país. “Siempre será un motivo de optimismo que más de un millón y medio de personas logren encontrar trabajo, como sucedió en el décimo mes del año”, anotó.

“Debemos estar muy atentos a las señales que nos dé el mercado laboral más adelante, pues es usual que en esta época del año se abran nuevas vacantes por la temporada decembrina que se avecina y que los trabajos no sean permanentes, como desearíamos”, añadió.

El dirigente gremial dijo que en 2023 se avecinan grandes retos en este frente, “por eso tenemos la inmensa responsabilidad de generar las condiciones más favorables que propicien la confianza inversionista, pues solo de esta forma avanzaremos por el camino del crecimiento económico y este, a su vez, de la creación de nuevos puestos de trabajo”.

Compartir