abril 20, 2024

Puertos que no acojan digitalización y transición energética tienden a estancarse

Varias fueron las apuestas exitosas mostradas a los portuarios locales, relacionadas con la adopción de cambios en la tradición de la gestión administrativa y la operatividad de los puertos, dentro de mercados globalizados en los que la competitividad depende de la tecnología, básicamente, porque les garantiza eficacia en los procesos.

En desarrollo del Foro Expoportuaria 2022, ‘Liderando el futuro portuario, empezó por destacar los logros de la Elvia Bustavino, viceministra de Asuntos Marítimos de Panamá.

Ella indicó que son 25 las concesiones portuarias que están bajo la Autoridad Marítima de su país, señalando, entre otros aspectos, que todas hacen parte de la Ventanilla Única Marítima, herramienta que unió procesos que antes estaban a cargo de 6 estamentos.

De igual manera, mostró las condiciones a las deben acogerse las empresas aspirantes a concesiones portuarias, las cuales no van más allá de los 20 años. Por ejemplo, el dragado de los puertos, incluyendo sus etapas, es por cuenta del concesionario y no el Estado, como en la ley portuaria colombiana. Además, están en la obligación de poseer 10 clúster; y garantizar la seguridad y la higiene en sus instalaciones.

GENERAR VISIBILIDAD

Entre tanto, Jaime García, country manager, de la firma Dexfreight, tras destacar que es una iniciativa barranquillera que se abre camino en el exterior, lleva un año en el proceso de digitalización de Hutchison Ports, subsidiaria de Hutchison Port Hong Kong, en su sede en Veracruz, México.

Tienen bajo su responsabilidad procesos como: Generar visibilidad de la carga que entra y sale de la terminal portuaria; facilitar los procesos de negociación; generar un sistema de reputación para garantía colectiva de calidad; indicar la trazabilidad del conductor; intercambiar y aprobar documentos en digital; y comunicación directa con diferentes actores en la cadena de la actividad de los puertos.

La recomendación que dio es el despeje de dos dudas básicas. Primero, el dilema si un software es una inversión o un gasto, cuando debe considerarse lo primero; y, además, que este no es el eje de los procesos sino el factor humano a partir de la colaboración.

Con esto se mostró de acuerdo, el también expositor José Luis Viaña, director de Mercado en Colombia, de la multinacional española Indra, quien agregó que hay perder el temor y la resistencia a los cambios, sobre todo tecnológicos. La base está en dos pilares: Colaboración y Estandarización, y en dos ámbitos: Integración comunidad, logística y portuaria; y Visibilidad en toda la cadena.

Viaña puso como ejemplo, además de la política portuaria de Panamá, experiencias positivas en puertos de Portugal, Chile, Marruecos y procesos gubernamentales en España.

NO QUEDARSE REZAGADOS

Por otra parte, Luis Carvajal, gerente general de Mammoet Colombia; Mónica Gasca, directora de la Asociación Colombiana Hidrogeno; y el experto del Consejo Mundial de Energía Eólica, GWEC, el español Ramón Fiestas, hablaron de los pasos a los que hay que dirigir el negocio portuario para no quedarse rezagados.

Carvajal destacó el caso específico de Royal Port S.A, un conjunto de plataformas que entrará a funcionar en un espacio cercano al dique de contracción en Bocas de Ceniza, a partir del 2025 y en el que se invertirá 300 millones de dólares y será base de la logística para la construcción del Parque Eólicos en mar abierto frente a Barranquilla, que requiere de maquinaria para el manejo d objetos superpesados.

Además, allí tendrá cabida una infraestructura para la producción y almacenamiento de hidrógeno verde con fines de uso industrial y comercial, de acuerdo con la confirmación Gasca, quien indicó que la asociación tiene alianzas para el intercambio de experiencias con 21 organismos internacionales; mientras que en el país ya hay tres pilotos en los que se viene trabajando con este combustible, Promigas, Reficar y un vehículo en Medellín.

Por su parte, Fiestas hizo énfasis en la necesidad, pese a que existe legislación de afinar todo lo concerniente a tramites y requisitos para no atentar contra el medio ambiente ni que sean engorrosos, siguiendo ejemplo de éxitos en Brasil y China, los países más avanzados, hasta el momento, en producción de energía eólica que viene siendo aplicada en zona portuarias e industriales.

Compartir