mayo 20, 2024

Pelé, un auténtico rey del deporte

El mundo del fútbol sigue lamentando la partida de Edson Arante do Nacimiento, rey del deporte y leyenda de los mundiales de fútbol, Brasil y el Santos con el cual estuvo gran parte de su carrera.

Precisamente cuando Pelé tan solo era un niño y vio como su selección perdía ante Uruguay en 1950 la copa del mundo que era organizada por la selección carioca prometió a sus padres que traería el trofeo para sus coterráneos; esta promesa la cumplió precisamente ocho años después cuándo tan solo tenía 17 años y comandó junto a sus compañeros el primer título a nivel orbital de la canarinha y así ir escribiendo la historia gloriosa del gigante sudamericano.

A medida que los años fueron pasando el ‘Rey’ fue demostrando todo su potencial dentro y fuera de la cancha donde se fue ganando el cariño de propios y extraños que se deleitaban con sus gambetas, trucos y anotaciones que superaron la barrera de lo imaginable en esa época. Demostrando que era un adelantado en el tiempo.

Pelé volvió a la Copa del Mundo de 1962 y pese a que no pudo estar en todo los partidos mostró que estaba en la madurez de su carrera. Precisamente en esa década su potencial explotó con Santos, equipo al cual siempre le fue fiel y esto se vio recompensado ganando más de cinco ligas locales consecutivas y las Copa Libertadores del comienzo de esa década que le valieron para también tocar la gloria ante la Copa Intercontinental disputadas ante el AC Milan de Italia.

Edson Arante do Nacimiento no pudo estar a plenitud tampoco en el Mundial 1966 por los golpes brindados por los ingleses; pero la revancha llegaría en 1970 cuando la tercera corona aparecería en el que muchos consideran el mejor equipo de la historia cuando hasta en la final apabulló a Italia siendo una sinfonía que después de cinco décadas aún se habla.

Pese a recibir ofertas de diferentes equipos nunca quiso cambiar de colores e ir a otro club, salvo cuando apareció el Metro Star de Nueva York y logró captar la atención del emblemático futbolista que decidió despedirse a lo grande en un juego amistoso ante Santos jugando un tiempo para cada bando.

Pelé disputó más de mil partidos y anotó 1284 goles, una cifra que hasta la fecha nadie ha podido superar y lo pone como una auténtica manica de hacer goles y el cual fue considerado por la FIFA el mejor futbolista del siglo XX.

El rey del deporte se casó tres veces y tuvo ocho hijos los cuales aunque algunos intentaron seguir su línea deportiva no lograron acercarse, pero que agradecen haber tenido la oportunidad de tener el privilegio de ser parte de su generación.

Compartir