enero 29, 2023

Novio estadounidense de joven DJ, principal sospechoso de su crimen

Las autoridades capitalinas que investigan el crimen de Valentina Trespalacios, una joven de 23 años y reconocida DJ en Bogotá, buscan a John Poulos, de 35 años, un estadounidense con quien sostenía una relación amorosa de más de un año, pero que ante su comportamiento se ha convertido en el principal sospechoso.

Testigos aseguran que Poulos es la última persona con la que Valentina fue vista en una discoteca en la Capital de la República, el pasado 20 de enero, antes de ser encontrada sin vida, 48 horas después, por un reciclador en el interior de una maleta, la cual había sido depositada en un contenedor de basura en el barrio Cámbulos, de Fontibón.

Los registros de la prensa dan cuenta que John habría huido a un país centroamericano, al tiempo que borró los perfiles de sus cuentas en las redes sociales.

“Para la familia, la pareja sentimental de Valentina puede tener algo que ver con su muerte, así lo aseguró Carlos Trespalacios, tío de la joven, en una entrevista con el medio Alerta Bogotá”, destaca uno de los medios informativos.

Trespalacios dijo, además, que la familia de la joven DJ le está pidiendo a Poulos que dé la cara. “Nos preocupa que el señor se haya volado. Si el señor la botó ahí en Fontibón, queda cerca al Aeropuerto”, expresó.

REVISAN CÁMARAS DE SEGURIDAD

El día que fue hallado el cadáver de Valentina, el teniente coronel Camilo Torres, comandante operativo de Seguridad Ciudadana de Bogotá, explicó que, dentro de las investigaciones, la revisión de las cámaras de seguridad del sector puede arrojar pistas claves para identificar al autor o autores.

Entre tanto, el Instituto de Medicina Legal, en un primer reporte sobre las causas de la muerte de la DJ lo atribuyó a asfixia mecánica por las evidencias halladas en su cuello. Mientras tanto, agentes de la Fiscalía dijeron que el cuerpo de la víctima fue puesto en la maleta, pero sin haberlo desmembrado como se especuló en principio.

“Llevaba aproximadamente cuatro años en la carrera de DJ. Le había ido muy bien, tenía un futuro muy promisorio, tanto que andaba por todo el país, en las mejores discotecas”, al igual que en las de Chile, México, Brasil y Perú. Además, era muy activa en redes. Constantemente publicaba contenido sobre su vida personal y sobre su trabajo, alcanzando, tan solo en Instagram, más de 16 mil seguidores”, precisa uno de los registros de la prensa capitalina.