abril 20, 2024

Firman convenio para que colombianos puedan cotizar para pensión en 14 países

En el marco del Día Internacional del Trabajo, el Gobierno Nacional oficializó la aplicación del Convenio Iberoamericano de Seguridad Social, que protege los derechos de millones de trabajadores migrantes, sus familias y trabajadores en 15 países incluyendo Colombia.

Además del presidente Gustavo Petro, participaron de la firma del acta la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez y la secretaria General de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social (OISS), Gina Magnolia Riaño.

“Este es un apoyo y un avance para nuestras reformas que efectivamente están para poner los derechos de las y los trabajadores y que Colombia transite hacia los estándares internacionales”, puntualizó la ministra del Trabajo.

El convenio fue aprobado por la V Conferencia de Ministros y Máximos Responsables de Seguridad Social de los países de Iberoamérica, celebrada en Segovia, España.

“Esto ha sido un avance significativo, la ministra del Trabajo ha estado muy comprometida con este instrumento porque llevamos más de 10 años tratando de que se apruebe por el congreso, luego el control de constitucionalidad y ahora que ya tenemos esos dos requisitos, es una realidad. A partir de este momento, se cuentan tres meses y entrará en vigor en 90 días”, aseguró la secretaria General de la OISS.

La herramienta les permitirá a personas trabajadoras migrantes, que a lo largo de su vida laboral hayan prestado servicios en uno o más de los Estados firmantes, beneficiarse de las cotizaciones efectuadas en cualquiera de estos territorios, con el fin de obtener acceso a las prestaciones económicas derivadas de la invalidez, vejez o supervivencia.

Entre los beneficios están la igualdad de trato de los trabajadores iberoamericanos con independencia de la nacionalidad cuando trabajen en un país diferente al suyo; se establece la totalización de los periodos de cotización acreditados en los distintos Estados; se garantiza la conservación de los derechos adquiridos, no perdiéndose las prestaciones por trasladarse a otro país, y se determina la colaboración administrativa y técnica entre las instituciones gestoras para facilitar la aplicación de los derechos de los beneficiarios, entre otros.

Se debe tener presente que las legislaciones nacionales sobre seguridad social por sí solas, no pueden garantizar ni mejorar la seguridad social y los derechos de pensión de las y los trabajadores migrantes. Por ello se necesitan normas aplicables en todos los países que permitan disponer de una protección eficaz y completa de los derechos garantizados por los sistemas reglamentarios de seguridad social.

El convenio aplicará en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, México, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana y Uruguay. 

Compartir