abril 15, 2024

Al ‘rojo vivo’ nuevo rifirrafe entre el presidente Petro y el fiscal Barbosa

Solo en los registros fotográficos de dos encuentros sostenidos han quedado las muestras de acercamiento y limada de asperezas entre el presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, y el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, porque en las respectivas cuentas personales de la red social Twitter, las cosas son a otro precio.

Ambos son calificados de soberbios y contestarios, por analistas del rifirrafe en el que se han enfrascado y que mantiene a los seguidores expectantes de lo que irán a decirse en los trinos que, muy probablemente, seguirán expidiendo como boletines oficiales de sus declaraciones.

El enfrentamiento más fresco surgió luego de que el fiscal Barbosa, de manera directa, manifestara que el presidente Petro le está colocando lápida en el cuello a varios de sus subalternos en respuesta a una consideración del Mandatario en torno a las actuaciones del fiscal Daniel Hernández, señalado de encubrir crímenes del Clan del Golfo.

Ante el señalamiento Petro afirmó, desde España en donde está de visita oficial, que el fiscal Barbosa está olvidando que él es el Jefe de Estado, tal como establece el artículo 115 de la Constitución Nacional: “El presidente de la República es el jefe del Estado, jefe del Gobierno y suprema autoridad administrativa”.

La respuesta del Mandatario generó varias reacciones e interpretaciones, entre ellas la del mismo fiscal Barbosa que lo calificó de “dictador”, apreciación a que sumaron los más duros críticos de la oposición, incluso de propios seguidores de su gobierno, porque considera que su soberanía solo es inherente a su cargo como ejecutivo, pues las ramas judiciales del país son independientes y autónomas. Sin embargo, Petro mantuvo su posición.

Un analista consultado sobre la singular situación comento: “Ese es un viejo debate que se han venido dando en todos los gobiernos. Para nadie es un secreto que los llamados miembros de los organismos de la llamada ‘Rama de la Justicia Colombiana’, desde los más altos, los medios y hasta los de bajo rango, por ejemplo, un juez de un pueblo, son elegidos con incidencia directa de los políticos. De independencia no tienen nada, solo cuando les conviene expresarlo”.

“Esa es la realidad. A mí, particularmente no me sorprende que el fiscal Barbosa tenga esa actitud de intocable y prepotente, como la que ostentó el controvertido procurador (Alejandro) Ordóñez, un conservador, pero de la línea de Álvaro Uribe que hizo hasta para vender y no pasó nada. Para los que investigan saben que Barbosa es ficha del Centro Democrático, como lo es la actual procuradora, Margarita Cabello, de Cambio Radical, ambos acérrimos opositores a todo lo que huela al Petrismo”, agregó el analista.

Compartir