abril 24, 2024

Petro acepta llamado de la Corte Suprema, pero cuestiona silencio del fiscal por asesinato de 200 personas

Desde Lisboa, Portugal, donde se encuentra en misión oficial, el presidente Gustavo Petro expidió un comunicado en el que aceptó el llamado de la Corte Suprema de Justicia a la sensatez, respeto y cordura y admite que el fiscal no está subordinado a ningún funcionario, pero insiste en que Francisco Barbosa responda a las graves denuncias sobre la supuesta omisión de la Fiscalía en el caso del asesinato de 200 personas.

El jefe de Estado plantea que en desarrollo de la política para la preservación del orden público y la lucha contra la criminalidad, se necesita de la cooperación armónica entre los poderes del Estado, por lo que cuestiona al fiscal general por no entregarle información sobre investigaciones que le ha requerido, violando lo que le ordena la Constitución.

Petro le pidió a Barbosa en su cuenta de Twitter que responda por las graves denuncias sobre la supuesta complicidad del ente acusador en un crimen colectivo de lesa humanidad, cometido supuestamente por el Clan del Golfo. También dijo que él es el jefe del fiscal y este le respondió que su actitud es la de un dictador.

En el pronunciamiento de hoy 6 de mayo, el presidente de Colombia dice que de ser ciertas estas denuncias, implicaría la complicidad del fiscal delegado Daniel Hernández, y del círculo más cercano de Néstor Humberto Martínez y del fiscal general, Francisco Barbosa.

Este es el texto completo del comunicado de Gustavo Petro

La preservación del orden público y el desarrollo de la política criminal requieren de la colaboración armónica entre los diferentes poderes del Estado, fundamentalmente del Presidente de la República y de la Fiscalía General de la Nación.

La Constitución del 91, que reconoce esta cuestión, le concede al Presidente la potestad para conformar la terna de la cual es elegido el Fiscal General. Además, la Carta Política le ordena al Fiscal, de acuerdo con el numeral 6º del artículo 251, suministrar al Presidente la información de las investigaciones que le sean requeridas cuando, como es el caso, esta sea relevante en materia de orden público.

Es verdad que, en términos generales, el Fiscal no está subordinado a funcionario alguno, pero sí que está subordinado a la Constitución y la ley. En situaciones como esta, en donde el Fiscal General entrega vagas explicaciones a los serios y gravísimos interrogantes que plantea un periodista, y que de ser ciertos pondrían en riesgo el orden público y la institucionalidad de la Justicia, no solo le está faltando el respeto al Presidente sino que está violando la Constitución.

Grave daño de Francisco Barbosa a la Fiscalía

Grave daño le hace el Fiscal General a la propia Fiscalía al guardar silencio frente a estas denuncias, que de ser ciertas implicarían nada más y nada menos que la complicidad de su fiscal delegado Daniel Hernández, del círculo más cercano tanto de Néstor Humberto Martínez como de Francisco Barbosa, en el asesinato por omisión de más de 200 personas, incluyendo a niños y miembros de la Fuerza Pública.

El fiscal Hernández continúa en su cargo pese a que fue imputado por prevaricato y por presuntamente amenazar a un testigo del caso Odebrecht, investigación que, según fuentes periodísticas, lo tienen en la mira del FBI.

Acepto el llamado de la Honorable Corte Suprema de Justicia. Respeto y respetaré la autonomía e independencia de la Fiscalía General de la Nación y todas las ramas del poder público. Pero como Presidente de la República no guardaré silencio frente a estas gravísimas denuncias.

Noticia relacionada: https://elnorte.com.co/index.php/2023/05/05/fiscal-barbosa-descarta-que-vaya-a-renunciar-y-envia-a-su-familia-al-exterior/

Compartir