abril 15, 2024

33,5% de empresas del país sobreviven al término de 5 años, revela estudio de Confecámaras

  • Las empresas que ejercen su actividad como sociedades tienen una tasa de supervivencia del 44,5%, porcentaje mayor al que registran las personas naturales.

La tasa de supervivencia de las empresas colombianas a 5 años es del 33.5%, esto quiere decir que, de las 296.896 unidades productivas creadas en 2017, 98.696 siguieron operando en 2022.

Así se desprende del estudio ´La Supervivencia Empresarial en Colombia: estudio de los factores clave que impulsan la permanencia de las empresas en el mercado’ realizado por Confecámaras con cifras del Registro Único Empresarial y Social (RUES), que consolida información de las 57 Cámaras de Comercio del país.

Los factores más importantes ligados a la capacidad de supervivencia son: el tamaño de la empresa, la capacidad de acceder a mercados internacionales y de atraer capital económico y humano, su organización jurídica, el entorno para hacer negocios, el dinamismo del sector al que pertenece, el acceso al crédito y pertenecer a una aglomeración productiva o clúster.

“Entender la dinámica de la supervivencia empresarial en Colombia es determinante para identificar cuáles son los factores comunes de las empresas que logran sobrevivir en el tiempo y conocer cuáles deben ser las acciones en las que debemos concentrarnos para garantizar que estas perduren. Lograr que las empresas accedan a financiación competitiva, implementen esquemas de investigación y desarrollo y que pertenezcan a una aglomeración productiva, entre otros aspectos, les proporciona

herramientas para competir y permanecer en el mercado. Por su parte el estudio evidencia la necesidad de fortalecer políticas públicas en temas como el acceso a fuentes formales de financiación, el desarrollo de habilidades blandas, la formación del capital humano y el acceso a nuevos mercados”, asegura Julián Domínguez, Presidente de Confecámaras.

Las empresas que ejercen su actividad como sociedades tienen una tasa de supervivencia del 44,5%, porcentaje mayor al que registran las personas naturales. Esto significa que el país debe trabajar para que las empresas que se constituyen sean sociedades, dada su mayor capacidad de permanecer en el tiempo.

Al realizar el análisis por tamaño, se encontró que la tasa de supervivencia de las microempresas a 5 años es del 33,4%, mientras que la de empresas pequeñas es del 60,9%, la de medianas del 73,7% y la de grandes del 85,7%.

Al comparar la tasa de supervivencia de las empresas en Colombia con las de otras latitudes se encuentra que esta cifra está por debajo del promedio de los países integrantes de la OCDE en donde la supervivencia de unidades a 5 años de su creación es superior al 40%. Por su parte en países como Bélgica, Francia y Suecia, estas cifras ascienden a tasas superiores al 50%.

Análisis por sectores

Las empresas cuya actividad es intensiva en el uso del conocimiento logran tener una tasa de supervivencia mayor. De esta manera, el estudio refleja que las empresas pertenecientes al sector de actividades inmobiliarias tienen una tasa de supervivencia de 51.2%; las de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado de 48.0% y las de actividades profesionales, científicas y técnicas de 38.4%.

Por su parte, las empresas que presentan una tasa de supervivencia más baja son las actividades artísticas, de entretenimiento y recreación con el 22.5%; las actividades de los hogares en calidad de empleadores 23.7%, y alojamiento y servicios de comida 27.5%

Otros resultados para destacar

En materia de movilidad empresarial, el estudio arrojó que del total de unidades que sobrevivieron al termino de 5 años, y que se constituyeron siendo microempresas, el 8.5% logró pasar a ser pequeñas, medianas o grandes durante el periodo de análisis. El 21.2% de empresas pequeñas pasaron a ser medianas o grandes y el 30.8% de empresas medianas crecieron durante los años siguientes a su creación.

El 85.1% de las unidades que lograron la movilidad empresarial lo hicieron de forma permanente, es decir, una vez pasaron a formar parte de una categoría de tamaño superior lograron permanecer allí durante el resto del periodo de análisis.

Compartir