abril 20, 2024

Asociación del sur del Atlántico alerta por la muerte de 5.000 cabezas de ganado

No es una cifra fácil de digerir, pero tal como lo asegura la Asociación de las Comunidades del Sur del departamento del Atlántico, la muerte de 5.000 cabezas de ganado, por efectos del cambio climático, en los últimos meses en el Departamento, es para que las soluciones no se diluyan.

El panorama lo describe el presidente de ese organismo comunitario, William Lastra, en el insistente llamado que les hace a los gobiernos Departamental y Nacional, en el sentido de que cumplan promesas del pasado y acojan recomendaciones para que los problemas no sigan acrecentándose.

“Hemos venido señalando los múltiples problemas por los que atraviesa esta subregión del país. Se ha vuelto costumbre para los pobladores el hecho de vivir en zozobra por los factores climáticos de invierno y verano, desde 1984, con la primera ruptura hasta el día de hoy”, asegura Lastra al hacer un recuento de las consecuencias que hoy padecen por no haberse tomado medidas a tiempo.

Parte de su reiterado su llamado de atención en torno al sistema de adecuación de tierras en el sur del Atlántico, sobre todo por el avanzado estado deterioro que muestra su infraestructura física, producto de los factores climáticos, dos grandes inundaciones y por el abandono estatal.

“El año pasado, los días 24 y 23 y 24 de junio, a solicitud de nuestra asociación, hicimos un recorrido de inspección ocular a todas las lagunas de las aguas servidas de los municipios de Candelaria, Suan, Santa Lucía, Campo de la Cruz, Repelón y Manatí, acompañados por el mismo Procurador Agrario y de Asuntos Ambientales y por agentes de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico, CRA,  por  la ADR (Agencia de Desarrollo Rural) y por un funcionario de Funrural, empresa esta operadora de los sistemas de adecuación de tierras para el mantenimiento y su conservación, donde se pudo constatar que, en los municipios antes señalados, las aguas servidas la vierten a los canales de drenaje. Y en Repelón, además la vierten al Embalse del Guájaro”, explica el líder comunitario.

Lastra cuenta que, desde el 11 de mayo, del 2022, cuando se presentaron los primeros aguaceros, la Asociación alertó a la ADR, al Gobierno Nacional del presidente Iván Duque, al Ministerio de Agricultura y a la CRA que, a manera de ruego, ordenaran el cierre de las compuertas, porque se vendría un Fenómeno de la Niña de grandes proporciones.

“Todas estas entidades se hicieron los de la vista gorda y no escucharon el clamor de las comunidades. Lo podemos demostrar con oficios, con audios y con todo tipo de evidencias. Solo cerraron las compuertas del Embalse del Guájaro, cuando no había nada qué hacer, cuando poblaciones enteras estaban inundadas y cuando más del 95% del territorio de los municipios correspondientes a Campo de la Cruz, Suan Manatí, Santa Lucía y Candelaria estaban bajo el agua”, dice.

Efectos de los vertimientos

Lastra manifiesta que Las aguas servidas se han esparcido por el territorio y como consecuencia de ello, persiste un problema grave que afecta la vida humana y la vida animal. “Cientos de miles de ganado han muerto. Gente que venía entregando 8 cantinas de leche, hoy no entregan ni una, productores que han perdido hasta 60 animales. Son miles y miles, que todavía ninguna entidad, ha venido a hacer una estadística de cuántos animales se han muerto, pero nosotros decimos que más de 5.000, por ahí, quizás, pasa la cuenta”.

También señala que otra de las consecuencias es la contaminación de los suelos destinados a cultivos y cría de ganado, así como la afectación de la salud de los habitantes. “Hoy atravesamos una situación de verano muy fuerte, encontrando una debilidad en las personas por los problemas gastrointestinales que produce una bacteria, producida por las aguas residuales, y por la contaminación ambiental en todos los sentidos”, expresó, agregando que el ganado también se afecta por esta situación.

“El llamado que hacemos al Gobierno Nacional es que, por favor, envié desde lo nacional una comisión para explicarle. Envíen una comisión interinstitucional para que se dé cuenta del Estado real de los de los sistemas de adecuación de tierra”, anota Lastra.

Por último, califica de “dantesca” la situación, puesto que cientos de productores ya están con las manos abajo. “Hoy los canales están totalmente secos. Estamos exigiendo el permanente bombeo desde la estación de San Pedrito hacia acá, hacia los canales de drenaje, que realmente el distrito de riego Suan-Santa Lucía lleve el agua a todos los sectores, es lo que estamos exigiendo hoy”.

Compartir