abril 19, 2024

72 de cada 100 pesos del presupuesto de Barranquilla se destinan a inversión social 

Con una inversión social como prioridad en su presupuesto, Barranquilla destina dos terceras partes de sus fondos de inversión a los más necesitados. De esta manera, 72 de cada 100 pesos del presupuesto del Distrito se destinan a salud, vivienda, educación, seguridad alimentaria y atención a grupos vulnerables, entre otros asuntos prioritarios para el bienestar de la población.

En las cifras del Dane y en el último informe de la serie de ‘Casos de éxito en la gestión pública’, desarrollado por la Gerencia de Ciudad, se evidencian los resultados del esfuerzo en materia de inversión social, impactando en mejoras de los índices de pobreza, desigualdad y desempleo.

No es al azar que la capital del Atlántico haya logrado recuperarse de los efectos de la pandemia, sacar de la pobreza monetaria a más de 90.000 ciudadanos y rescatar cerca de 200.000 empleos.

Ante el interrogante de cómo Barranquilla, en menos de una década, ha logrado convertirse en un ejemplo de reducción de la pobreza nacional, el gerente de Ciudad, Juan Manuel Alvarado, presenta algunos argumentos que tienen hoy a la Puerta de Oro de Colombia en una senda positiva hacia la evolución de sus indicadores socioeconómicos.

“Para alcanzar estos resultados, la ciudad se ha encaminado en un gran proceso de transformación continua, enfocando su gestión en atender las necesidades que enfrentan los grupos poblacionales más vulnerables”, explica el gerente.

Indica, además, que “hoy Barranquilla es capaz de presentar un modelo de superación de pobreza, el cual reúne apuestas por el desarrollo sostenible y por la mejora de la calidad de vida desde una visión multidimensional”. Alvarado agrega que todo esto ha sido posible gracias a las mejoras en la oferta social del Distrito, mediante aumentos en la accesibilidad a los diferentes servicios sociales y bienes, como la salud, educación, vivienda, infraestructura básica y acceso al trabajo formal.

Indicadores positivos

De acuerdo con el último informe de la serie de ‘Casos de éxito en la gestión pública’, desarrollado por la Gerencia de Ciudad, Barranquilla logró reducir en más de 9 puntos porcentuales la pobreza monetaria entre 2012 y 2019, pasando de ubicarse en el doceavo puesto al cuarto lugar de ciudades con menor pobreza en Colombia.

Sumado a lo anterior, en los años posteriores la ciudad ha logrado cerrar brechas, mejorando la calidad de vida de sus habitantes. Como resultado de esto, 99.000 barranquilleros salieron de condición de pobreza entre 2020 y 2022.

Barranquilla también redujo la desigualdad entre 2020 y 2021; con un coeficiente Gini de 0,468 se convirtió en la ciudad principal de Colombia con el menor nivel de desigualdad, cerrando con niveles de inequidad menores a Bogotá, Cali y Medellín.

Entre 2011 y 2020, el crecimiento promedio del valor agregado real del Distrito (a precios constantes de 2021) fue de 3.42 % anual, y de manera acumulada 34.4%, un porcentaje superior al de ciudades como Bogotá (24.3 %), Cali (28.2 %) y Medellín (19.4 %).

Entre 2012 y 2019 Barranquilla reportó una de las tasas más bajas del país al disminuir el desempleo de 8,3 % en 2012 a 7,8 % en 2019. Barranquilla, y su área metropolitana, fue la que más multiplicó el empleo entre 2008 y 2022 en Colombia, al crecer 1.5 veces. El número de ocupados pasó de 605.130 a 910.027, ubicándose por encima de ciudades como Medellín y su área metropolitana, que creció 1.4 veces; y Cali y su área metropolitana, la cual creció 1.2 veces su población ocupada.

Programas y ofertas que hacen la diferencia

La ciudad ha implementado distintas estrategias encaminadas a brindar educación de calidad gratuita y con una infraestructura adecuada en la educación primaria, secundaria y media. Gracias a ello, el 100 % de los jóvenes que estudian en colegios públicos de la ciudad, tienen la posibilidad de acceder a la doble titulación y graduarse como bachilleres y técnicos laborales por competencia. Adicionalmente, a partir del 2023 todas las instituciones educativas distritales serán beneficiadas con la política pública ‘Soy Bilingüe’ en conjunto con el Gobierno Británico. 

En materia de salud, como resultado de 15 años de gestión, se tiene cobertura hasta un 100 % de la población, principalmente por el crecimiento de la afiliación al régimen subsidiado. De igual manera, los esfuerzos para la expansión de los servicios de salud han dado resultados en materia de accesibilidad potencial, pues se registra un salto del 4 % de población con alta accesibilidad en 2007 a un 72 % en 2021.

El 72 % de las viviendas en Barranquilla cuentan con un punto de atención primaria en salud a menos de 1.000 metro de su vivienda. El 91 % de las viviendas en Barranquilla cuentan con un parque a menos de 1.000 metros de su vivienda. 

En Barranquilla, el acceso a servicios públicos básicos se destaca por alcanzar coberturas superiores al 98 %, con un 99 % en acueducto; 98 % en alcantarillado; 95 % en gas natural y 100 % en energía eléctrica reportadas para el año 2018 en el Censo del Dane.

En 10 años se han triplicado los metros cuadrados de espacio público efectivo por habitante, pasando de 0,86 m2 de 2011 a 2,8 m2 en 2021.

De esta manera, con grandes avances en materia social, entendemos como Barranquilla ha superado sus desafíos y dado muestras de resiliencia a lo largo de estos años, destinando dos terceras partes del presupuesto del Plan de Desarrollo ‘Soy Barranquilla’ a programas sociales.

En palabras del alcalde Jaime Pumarejo, el verdadero gobierno social es el de Barranquilla. Aquí cada peso que recibimos se invierte bien, llevándolo a donde más se necesita: a la salud, la alimentación, la educación. Falta mucho todavía, pero vamos por el camino correcto, sostiene.

Compartir