abril 13, 2024

Precios en Bolsa y combustibles líquidos aumentarían tarifas de energía durante El Niño

  • Recomiendan no arriesgarse a comprar en la Bolsa y acudir a contratos de largo plazo.
  • Por SANTOS SUÁREZ BADILLO, Director de elnorte.com.co y EL NORTE

La alta probabilidad que ocurra un fenómeno de El Niño en Colombia está incidiendo en los precios que se manejan en la Bolsa de Energía, los cuales están aumentando.

Y todo apunta a que en la medida en que la sequía se haga manifiesta en todo el territorio nacional, se prevé que esos valores seguirán subiendo.

Normalmente, cuando hay mucha agua, el precio del KW/H en la Bolsa está del orden de los 200 a $250. Hoy esos precios están cercanos a los $750, y al máximo al que pueden llegar es de $1.200. Ese sería el momento más crítico.

Esa es una de las amenazas para que se produzcan alteraciones hacia arriba de las tarifas al usuario final, porque hay distribuidores que se arriesgan y compran en la Bolsa importantes cantidades para luego vender a sus clientes.

Es por ello que agremiaciones como ANDEG (Asociación Nacional de Empresas Generadoras) insistan en que las empresas que distribuyen la energía en las diferentes regiones del país, se aseguren precios razonables mediante contratos de largo plazo, y no exponerse demasiado en la Bolsa de Energía. Hoy lo hace el 85%, pero ese 15% restante sigue siendo un promedio importante.

Uso de combustibles más caros

El otro motivo de preocupación es la necesidad de utilizar combustibles líquidos para ser utilizados por las plantas térmicas, que resultan mucho más costosos.

Las termoeléctricas trabajan con gas natural y carbón. En el caso de las plantas más grandes de la región Caribe, tienen asegurado el suministro de gas para operar con la regasificadora de Cartegena, al tiempo que se dispone de carbón nacional;  pero en un Niño intenso y largo, se hace necesario utilizar a plena capacidad, las 24 horas, la totalidad del parque térmico del país.  

Eso garantiza suficiente generación, sumada a la escasa hidráulica que se pueda generar, incluyendo Hidroituango, para evitar que el país se apague.

Pero en la dinámica de tener a tope la producción térmica y ante la insuficiencia de gas nacional, se tendría que acudir a otra clase de combustibles, incluidos los líquidos, como el fuel oil o combustolio, que es muchísimo más costoso que el gas natural y el carbón.

Esa es la segunda razón por la cual podrían incrementarse los precios de producción de energía, tanto en contratos como en la Bolsa, e impactar a los usuarios residenciales, industriales y del comercio.

Entraría en escena el Precio de Escasez

Y en ese escenario entraría en escena lo que técnicamente se llama el Precio de Escasez, con el cual se remunera la energía entregada en cumplimiento de las obligaciones de energía firme contraídas por los generadores en las asignaciones del cargo por confiabilidad. Este precio lo establece la Comisión de Regulación de Energía y Gas, para aplicarse mensualmente, como se ha hecho antes.

Compartir