abril 19, 2024

Luis De la Rosa, gerente de la planta TEBSA.

El proceso que llevó a TEBSA a ser la termoeléctrica más grande y moderna del país

  • Por SANTOS SUÁREZ BADILLO.

La historia de TEBSA se remonta a los años 1991 y 1992 cuando Colombia fue duramente golpeada por una fuerte y prolongada sequía o fenómeno de El Niño, que provocó durante ese período el más grande racionamiento de energía de la historia del país.

El largo apagón de casi dos años, que impactó severamente la economía y la calidad de vida de los colombianos, se produjo porque la falta de lluvias prácticamente secó los embalses utilizados para generar la energía hidráulica, y para entonces las termoeléctricas existentes tenían una capacidad limitada.

Entre esas centrales estaba Termobarranquilla, que junto con Termocartagena y Termoguajira, conformaban el parque térmico del país. Todas de propiedad de la antigua Corporación Eléctrica de la Costa Atlántica, Corelca, entidad del gobierno que años después fue escindida para darle paso a Gecelca, Transelca y los distribuidores privados, hoy Afinia y Air-e.

El crítico escenario de los racionamientos condujo al gobierno del entonces presidente, César Gaviria, a tomar la decisión de impulsar la ampliación de la generación térmica para construir en el corto plazo plantas nuevas y eficientes, con la decidida participación del sector privado, justamente con miras a evitar futuros apagones por razones climáticas.

Fue así como se implementó la repotenciación, modernización y ampliación de la planta Termobarranquilla de ese entonces de propiedad de Corelca, dando paso a la constitución de la empresa Termobarranquilla S.A., TEBSA, que años más tarde y hasta la fecha, se convirtió en la planta de generación de energía térmica más grande de Colombia.

La repotenciación comenzó en abril de 1995

Luis De la Rosa Salas, gerente de la planta TEBSA, en diálogo con elnorte.com.co y EL NORTE, recordó que la repotenciación de esta termoeléctrica comenzó en abril de 1995, y secuencialmente fueron entrando en servicio las nuevas siete máquinas, quedando finalmente en octubre de 1998, completamente modernizada y ampliada.

En esa época la antigua planta Termobarranquilla tenía una capacidad de 220 megavatios, representados en cuatro unidades, de las cuales siguen a disposición dos, que suman 127 megavatios de capacidad. Estas si bien operan relativamente poco, al igual que el resto de la planta están disponibles para operar cuando son requeridas por el CND o cuando venga el fenómeno de El Niño y el país las necesite.

Estos 127 megavatios se suman a los 791 megavatios de la nueva planta de ciclo combinado, para un total de 918 megavatios de capacidad instalada en esta central, considerada clave para el sector eléctrico colombiano.

En resumen, TEBSA tiene disponibles un total de 9 unidades con la señalada capacidad de generación de energía térmica.

Compartir