abril 24, 2024

Ana María Gómez, directora de Sostenibilidad de ISA INTERCOLOMBIA.

Las empresas son viables en entornos viables: ISA INTERCOLOMBIA

Valor sostenible, así define la Responsabilidad Social Empresarial la directora de Sostenibilidad de ISA INTERCOLOMBIA, Ana María Gómez, indicando que las empresas son viables en entornos viables.

Explica que generar valor debe ser sostenible en las tres dimensiones de la sostenibilidad: lo ambiental, lo social y lo económico.

De acuerdo con Gómez, las empresas son ciudadanos corporativos que generan valor a la sociedad, no solamente son un agente capitalista que está buscando sólo la rentabilidad financiera. “Las ganancias son en muchos sentidos, no sólo en el sentido económico”, manifestó.

Dentro de su Responsabilidad Social Empresarial ISA pone en práctica la apuesta de ser “Buenos vecinos”, construir relaciones, aportar al desarrollo social positivo, no sólo atendiendo los impactos que genera, sino dejando una huella positiva en los más de 400 municipios del país a los que llega su labor social.

“Es algo que hacemos porque nos nace del corazón, entendemos que somos los extraños que llegamos a los territorios”, indicó la directora de Sostenibilidad de ISA INTERCOLOMBIA, invitando a más empresas a implementar acciones socialmente responsables y que comprueben que es más lo que crecen y se construyen como empresa, incluso financiera y económicamente, cuando abordan el camino de la RSE y la sostenibilidad.

Consulta previa, clave para sostenibilidad de los proyectos

Esta empresa, que es el mayor transportador de energía en el país, tiene clara la importancia de generar confianza en los territorios. Por ello, previo a la ejecución de sus proyectos hace uso de la consulta previa y la participación comunitaria, que además es un derecho constitucional que hay que respetar, proteger y hacer valer.

Ana María Gómez afirma que hacer un proceso de participación adecuada de las comunidades en los proyectos o actividades que se vayan a desarrollar, es clave para la sostenibilidad de los mismos y para generar esa confianza en los territorios.

Así los expuso recientemente en Barranquilla en un panel sobre consulta previa y participación comunitaria en el cual destacó que además del papel que deben cumplir las empresas, el Estado también debe hacer su parte.

En ese sentido expresó que Estado debe ayudar y garantizar a las empresas y a los desarrolladores de todos estos proyectos de energías renovables no convencionales, incluyendo el transporte y la transmisión energética, herramientas para que haya confianza, para que haya claridad en los debates de consulta y un adecuado proceso participativo.

“En ISA nosotros hemos transitado muchos años, esta es una empresa con más de 50 años y en este tiempo hemos venido construyendo relaciones a lo largo de todo el territorio colombiano. Son relaciones que se construyen con mucha paciencia, mucha humanidad. Claro que hemos tenido dificultad, consultas que no se concretan, conflictos, bloqueos, pero sobre todo hemos tenido diálogo, entendimiento y construcción de confianza”, expresó la ejecutiva, añadiendo que “se debe tener claro que las empresas no son más que seres humanos al servicio de otros seres humanos, tratando de sacar adelante al país”.

Ana María Gómez enfatizó en que la consulta previa es una oportunidad para que el país y las regiones avancen. Dijo que sin duda es retadora, pero no es un obstáculo ni una dificultad, al contrario, debe verse como una oportunidad enorme sobre todo en este momento donde se está hablando de transición energética, de comunidades energéticas y de participación comunitaria. “El sector eléctrico y en especial de las energías renovables, tiene toda disposición para estar en el centro de la agenda y aportar decididamente al desarrollo del país”, comentó Gómez.

Compartir