abril 12, 2024

Las apuestas del sector comercio, industria y turismo en el Plan Nacional de Desarrollo

La hoja de ruta del sector Comercio, Industria y Turismo, trazada en el Plan Nacional de Desarrollo, se enfoca en la transformación productiva, los encadenamientos productivos, la internacionalización, la acción climática y la convergencia regional.

Este PND fue sancionado por el presidente Gustavo Petro el 19 de mayo en Inírida, Guainía. Estos son algunos de los principales temas del sector, incluidos en el PND.

Por un comercio equilibrado

Entre los objetivos de comercio exterior están el de alcanzar una economía basada en el conocimiento, que cree valor, comprometida con el medio ambiente y que asegure un intercambio justo, recíproco, equilibrado y creciente de bienes y servicios y la internacionalización del aparato productivo.

Para avanzar en ese propósito, el PND asegura y ratifica el rol del arancel como un instrumento que ayuda a lograr los equilibrios necesarios, de tal manera que se garantice la competencia en igualdad de condiciones para la producción nacional, y propenda por la defensa de las ramas de la producción nacional afectadas por prácticas desleales y maniobras contrarias al libre comercio internacional, a la soberanía alimentaria y el adecuado funcionamiento del mercado.

Le da la posibilidad al Gobierno de adoptar, por razones de seguridad nacional, soberanía alimentaria y protección de la industria y el mercado, medidas comerciales restrictivas o de fomento o recíprocas, frente a las que adopte un gobierno extranjero.

También da luz verde al Ejecutivo para fortalecer a la autoridad investigadora, que es la que adelanta las investigaciones y análisis técnico y jurídico cuando hay lugar a la adopción de una medida de defensa comercial; esto permitirá más rapidez, agilidad y eficiencia en los procesos de investigación.

Industria con Justicia Económica

La Economía Popular es una de las principales apuestas del Gobierno nacional para impulsar la economía del país, por eso en el Plan Nacional de Desarrollo se adoptan varias medidas para fortalecerla. 

Por un lado, define la creación del Consejo Nacional de la Economía Popular, organismo asesor y consultivo que formulará las líneas de la política y coordinará las acciones interinstitucionales para su reconocimiento, defensa, asociación libre, fortalecimiento y sostenibilidad.

Los ministerios de Comercio, Industria y Turismo y de Trabajo serán los encargados de reglamentar el funcionamiento de este Consejo.

Para apoyar la inclusión financiera y crediticia de la Economía Popular, habrá nanocréditos, acompañamiento, asistencia técnica y educación financiera para fortalecer estos negocios.

Se ofrecerán 100.000 operaciones de nanocréditos para los micronegocios, que serán ejecutados a través de Bancóldex y el Fondo Nacional de Garantías.

Además, por primera vez los negocios de la Economía Popular podrán participar en contratación y compras públicas mediante asociaciones público-populares. Las Entidades Estatales podrán celebrar contratos directos hasta por la mínima cuantía con personas naturales o entidades sin ánimo de lucro que hagan parte de la Economía Popular y comunitaria.

Estos contratos podrán celebrarse para ejecutar obras, adquirir bienes y servicios relacionados con infraestructura social, vivienda rural, vías terciarias y caminos vecinales, cultura, infraestructura productiva local, proyectos de eficiencia energética, producción de alimentos, suministro de bienes y servicios, gestión comunitaria del agua, saneamiento básico, economía del cuidado, fortalecimiento ambiental y comunitario y adquisición de productos de origen o destinación agropecuarios. 

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística -DANE- diseñará, implementará y administrará un sistema de información enfocado en la Economía Popular, que permitirá su reconocimiento y visibilización del aporte a la sociedad colombiana. Además, en las Juntas Directivas de las Cámaras de Comercio tendrán representación los micronegocios o microempresas de la Economía Popular o unidades de la economía solidaria.

Las personas con discapacidad tienen un capítulo en el Plan Nacional de Desarrollo con el fomento de su inclusión productiva. Gobierno nacional, representantes de sectores industriales, gremios empresariales, academia y el Sistema Nacional de Discapacidad o el que haga sus veces, diseñarán e implementarán una hoja de ruta para la formulación de un esquema de ajustes razonables orientado al fomento del empleo en el sector público y privado y del emprendimiento de personas con discapacidad.

Para el sector productivo, se plantea agilizar las autorizaciones de los procesos de fabricación, venta e importación de medicamentos, dispositivos y tecnologías de la salud, y se dará agilidad y prioridad a la evaluación y certificación de Buenas Prácticas de Manufactura y demás certificaciones requeridas para instalar nuevas plantas de producción o su ampliación de las existentes.

También se dará prioridad y reducirán los tiempos aplicados a las solicitudes de trámites relacionados con los registros sanitarios correspondientes a la fabricación y venta, importación, semielaboración y venta e importación y venta.

Desarrollo a partir del turismo

En materia de turismo, para construir capacidades y consolidar su desarrollo sostenible, responsable y regenerativo, el Plan Nacional de Desarrollo complementa el Plan Sectorial de Turismo referente a impulsar el desarrollo económico de los territorios.

A partir del PND, los Proyectos Turísticos Especiales y su infraestructura asociada se elevan a un determinante de ordenamiento nacional, con planes maestro turísticos, realizando actualizaciones a los instrumentos de ordenamiento municipal y departamental.

Por otra parte, los prestadores de servicios turísticos ubicados en municipios PDET o de menos de 200.000 habitantes recibirán una exención de aportes parafiscales hasta el 31 de diciembre de 2024, para incentivar la creación de nuevas empresas del sector turístico, y su formalización.

Asimismo, se presentan varios cambios en el Fondo Nacional de Turismo (Fontur). Primero, se elimina su personería jurídica para lograr mayor eficiencia administrativa en la ejecución de los recursos.

Segundo, el Banco de Proyectos de Fontur se transforma en la Línea de Inversión Territorial, para financiar no solo infraestructura, sino promoción, competitividad y sostenibilidad turística.

Por primera vez en su historia, el Fondo permitirá, a través de esta Línea, que las organizaciones indígenas, en el marco del gobierno propio, puedan presentar proyectos a ser implementados en sus territorios indígenas.

La Línea de Inversión territorial también amplía la contrapartida para territorios PDET y flexibiliza los recursos en el sentido de que podrán destinarse a otras líneas de inversión, hasta en un 50%, de no ser utilizados durante una vigencia. 

La hoja de ruta del sector Comercio, Industria y Turismo, trazada en el Plan Nacional de Desarrollo, se enfoca en la transformación productiva, los encadenamientos productivos, la internacionalización, la acción climática y la convergencia regional.

Este PND fue sancionado por el presidente Gustavo Petro el 19 de mayo en Inírida, Guainía. Estos son algunos de los principales temas del sector, incluidos en el PND.

Por un comercio equilibrado

Entre los objetivos de comercio exterior están el de alcanzar una economía basada en el conocimiento, que cree valor, comprometida con el medio ambiente y que asegure un intercambio justo, recíproco, equilibrado y creciente de bienes y servicios y la internacionalización del aparato productivo.

Para avanzar en ese propósito, el PND asegura y ratifica el rol del arancel como un instrumento que ayuda a lograr los equilibrios necesarios, de tal manera que se garantice la competencia en igualdad de condiciones para la producción nacional, y propenda por la defensa de las ramas de la producción nacional afectadas por prácticas desleales y maniobras contrarias al libre comercio internacional, a la soberanía alimentaria y el adecuado funcionamiento del mercado.

Le da la posibilidad al Gobierno de adoptar, por razones de seguridad nacional, soberanía alimentaria y protección de la industria y el mercado, medidas comerciales restrictivas o de fomento o recíprocas, frente a las que adopte un gobierno extranjero.

También da luz verde al Ejecutivo para fortalecer a la autoridad investigadora, que es la que adelanta las investigaciones y análisis técnico y jurídico cuando hay lugar a la adopción de una medida de defensa comercial; esto permitirá más rapidez, agilidad y eficiencia en los procesos de investigación.

Industria con Justicia Económica

La Economía Popular es una de las principales apuestas del Gobierno nacional para impulsar la economía del país, por eso en el Plan Nacional de Desarrollo se adoptan varias medidas para fortalecerla. 

Por un lado, define la creación del Consejo Nacional de la Economía Popular, organismo asesor y consultivo que formulará las líneas de la política y coordinará las acciones interinstitucionales para su reconocimiento, defensa, asociación libre, fortalecimiento y sostenibilidad.

Los ministerios de Comercio, Industria y Turismo y de Trabajo serán los encargados de reglamentar el funcionamiento de este Consejo.

Para apoyar la inclusión financiera y crediticia de la Economía Popular, habrá nanocréditos, acompañamiento, asistencia técnica y educación financiera para fortalecer estos negocios.

Se ofrecerán 100.000 operaciones de nanocréditos para los micronegocios, que serán ejecutados a través de Bancóldex y el Fondo Nacional de Garantías.

Además, por primera vez los negocios de la Economía Popular podrán participar en contratación y compras públicas mediante asociaciones público-populares. Las Entidades Estatales podrán celebrar contratos directos hasta por la mínima cuantía con personas naturales o entidades sin ánimo de lucro que hagan parte de la Economía Popular y comunitaria.

Estos contratos podrán celebrarse para ejecutar obras, adquirir bienes y servicios relacionados con infraestructura social, vivienda rural, vías terciarias y caminos vecinales, cultura, infraestructura productiva local, proyectos de eficiencia energética, producción de alimentos, suministro de bienes y servicios, gestión comunitaria del agua, saneamiento básico, economía del cuidado, fortalecimiento ambiental y comunitario y adquisición de productos de origen o destinación agropecuarios. 

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística -Dane- diseñará, implementará y administrará un sistema de información enfocado en la Economía Popular, que permitirá su reconocimiento y visibilización del aporte a la sociedad colombiana. Además, en las Juntas Directivas de las Cámaras de Comercio tendrán representación los micronegocios o microempresas de la Economía Popular o unidades de la economía solidaria.

Las personas con discapacidad tienen un capítulo en el Plan Nacional de Desarrollo con el fomento de su inclusión productiva. Gobierno nacional, representantes de sectores industriales, gremios empresariales, academia y el Sistema Nacional de Discapacidad o el que haga sus veces, diseñarán e implementarán una hoja de ruta para la formulación de un esquema de ajustes razonables orientado al fomento del empleo en el sector público y privado y del emprendimiento de personas con discapacidad.

Desarrollo a partir del turismo

En materia de turismo, para construir capacidades y consolidar su desarrollo sostenible, responsable y regenerativo, el Plan Nacional de Desarrollo complementa el Plan Sectorial de Turismo referente a impulsar el desarrollo económico de los territorios.

A partir del PND, los Proyectos Turísticos Especiales y su infraestructura asociada se elevan a un determinante de ordenamiento nacional, con planes maestro turísticos, realizando actualizaciones a los instrumentos de ordenamiento municipal y departamental.

Por otra parte, los prestadores de servicios turísticos ubicados en municipios PDET o de menos de 200.000 habitantes recibirán una exención de aportes parafiscales hasta el 31 de diciembre de 2024, para incentivar la creación de nuevas empresas del sector turístico, y su formalización.

Asimismo, se presentan varios cambios en el Fondo Nacional de Turismo (Fontur). Primero, se elimina su personería jurídica para lograr mayor eficiencia administrativa en la ejecución de los recursos.

Segundo, el Banco de Proyectos de Fontur se transforma en la Línea de Inversión Territorial, para financiar no solo infraestructura, sino promoción, competitividad y sostenibilidad turística.

Por primera vez en su historia, el Fondo permitirá, a través de esta Línea, que las organizaciones indígenas, en el marco del gobierno propio, puedan presentar proyectos a ser implementados en sus territorios indígenas.

La Línea de Inversión territorial también amplía la contrapartida para territorios PDET y flexibiliza los recursos en el sentido de que podrán destinarse a otras líneas de inversión, hasta en un 50%, de no ser utilizados durante una vigencia. 

Compartir