abril 15, 2024

Fallo histórico, mujeres sólo necesitarán 1.000 semanas cotizadas para pensionarse

La Corte Constitucional emitió un fallo histórico en relación a las semanas de cotización exigidas a las mujeres para que se pensionen, bajándolas significativamente. Seguirán jubilándose a los 57 años, pero ya no tendrán que cotizar 1.300 semanas como lo vienen haciendo, sino que esa cantidad se reducirá a 1.000 semanas cotizadas.

La dirección de la sentencia apunta a reconocerle a las mujeres una protección especial en el tema de la seguridad social, con miras a garantizarles igualdad material en el acceso a la pensión.

Con el fallo histórico de la Corte Constitucional las mujeres seguirán jubilándose a los 57 años, pero ya no tendrán que cotizar 1.300 semanas como lo vienen haciendo, sino que esa cantidad se reducirá a 1.000.

La decisión comenzará a aplicarse desde el primero de enero del año 2026, de manera gradual. La idea es que a partir de ese año las semanas cotizadas bajen en 50, y desde 2027 vayan reduciéndose de 25 en 25 hasta llegar a las 1.000.

La Corte dio plazo hasta el 31 de diciembre de 2025, es decir, dos años y medio, para que el Congreso de la República establezca mediante ley los ajustes que permitan ese tratamiento especial. Esto ante la necesidad de atender el principio de sostenibilidad financiera del sistema pensional.

Cerrar la brecha de equidad de género

La idea es adoptar políticas y programas complementarios a la política pública pensional que ayuden a cerrar la brecha de equidad de género, en especial en lo referente al reconocimiento de la economía del cuidado y la necesidad de proteger socialmente a quienes la ejercen.

Entre las consideraciones tenidas en cuenta por la Corte Constitucional para emitir el histórico fallo, está que si bien se han hecho avances importantes para disminuir las desigualdades entre hombres y mujeres, aún falta por hacer en esa dirección.

Señaló que debe haber mayores avances, especialmente para garantizar condiciones de autonomía de las mujeres, particularmente quienes son adultas mayores o están en la tercera edad.

La Corte señala además que la disposición que fue demandada es inconstitucional, dado que genera una situación jurídica de discriminación indirecta para las mujeres.

Compartir