abril 16, 2024

ICBF garantizará el mejor entorno y la recuperación integral a niños que por 40 días protegió la Madre Selva

Madre sustituta, una de las medidas transitorias que tomará el ICBF para los niños encontrados en la selva

El Estado colombiano trabaja para restituir la vida de los cuatro niños indígenas que se recuperan después de deambular por 40 días en la selva, garantizarles el mejor entorno y lograr su recuperación integral, aseguró este martes la Directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Astrid Cáceres.

“Este proceso de recuperación tiene unos tiempos estipulados, unos esfuerzos de trabajo en temas psicosociales, nutricionales, clínicos, con unas particularidades que buscan restituir la situación de los niños. Ahora vienen una serie de entrevistas, informes, protocolos de diálogo con ellos”, aseguró la funcionaria.

En diálogo con el Informativo Colombia Hoy Radio, la directiva del ICBF relató el procedimiento que se aplicará con los menores. “Ellos seguirán en el Hospital Militar por unas tres semanas mientras se recuperan de manera integral y la Defensora implementará medidas transitorias mientras se toma una decisión definitiva”, dijo.

“Aquí prima el bienestar de los niños. Vamos a fortalecer ese vínculo con su familia, y crear y propiciar ese mejor entorno para ellos. Trabajamos con la familia, aun antes de haber encontrado a los niños y vamos a tener en cuenta la voz de los niños. Están protegidos para poder conversar tranquilamente con ellos”, añadió.

La Directora dijo que en se adoptarán medidas transitorias, como el de establecerles una madre sustituta -dentro de la misma familia-, con el acompañamiento de organizaciones indígenas, “y siempre monitoreado por el ICBF, que evaluará aspectos como la custodia de los niños que puede tomar unos seis meses”.

Adecuada atención médica y psicológica

El fin de semana, el Presidente Gustavo Petro, su esposa, Verónica Alcocer, y, sus hijas Sofía y Antonella, constataron en el Hospital Militar de Bogotá que los cuatro niños que deambularon por la selva durante 40 días se encontraban fuera de peligro y recibían la adecuada atención médica y psicológica.

Los cuatro menores fueron encontrados en territorio selvático el viernes 9 de junio por comunidades indígenas, como parte de la operación ‘Esperanza’, liderada por el Comando Conjunto de las Fuerzas Militares.

El parte médico del Hospital Militar indicó el sábado que “después de haber hecho una valoración inicial multidisciplinaria” de los cuatro menores éstos se encuentran en “condiciones clínicas aceptables”.

Los cuatro indígenas menores de edad desaparecieron el pasado 1° de mayo, tras el accidente de la avioneta en la que viajaban con varios adultos que fallecieron, en inmediaciones de Solano (Caquetá).

Compartir