abril 13, 2024

El proceso de 23 años que llevó a Termocandelaria a ser la planta térmica más eficiente del país

  • El proyecto de expansión a 566 megavatios ya es una realidad, se encuentra en la fase de pruebas y entrará en operación comercial en los próximos días.
  • Por SANTOS SUÁREZ BADILLO
  • Director de EL NORTE y elnorte.com.co

La planta de generación de energía térmica, Termocandelaria, situada en la ciudad de Cartagena, está cumpliendo 23 años de estar aportándole desarrollo económico y social a la región y el país, y contribuyendo a que Colombia tenga uno de los sistemas eléctricos más sólido y confiable del mundo.

Esta termoeléctrica como empresa fue creada en 1998, lo que quiere decir que tiene 25 años de constituida. Un año después se concretó su cierre financiero, y en 2000 entró en operación comercial. La primera unidad lo hizo el 2 de junio, y la segunda el 13 de julio.

Se construyó con una capacidad de 314 megavatios que durante más de dos décadas le han venido aportando al sistema, siendo clave para satisfacer la demanda energética, cada vez más amplia.

Desde entones siempre tuvo la visión de expandirse y ser altamente eficiente, lo que se ha hecho una realidad con el proyecto de cierre de ciclo combinado para la ampliación de su capacidad a 566 megavatios. Hoy se encuentra en la fase de pruebas y su entrada en operación comercial está prevista para los próximos días, muy probablemente a mediados de julio.

Esta cantidad de energía confiable y altamente eficiente adquiere una enorme importancia en el escenario del fenómeno de El Niño que se avecina, para contribuir significativamente a que la reducción de los niveles de los embalses utilizados para la generación hidráulica no afecte la prestación del servicio de energía a los colombianos.

LA CONVERSIÓN TECNOLÓGICA

Ha sido un proceso de desarrollo en el que se han podido sortear diferentes retos, con mucha paciencia, incluyendo los de carácter técnico. Por ejemplo, entre los años 2006 a 2007, ante la marcada declinación de los campos productores de gas, en donde las plantas térmicas no tenían garantizado el acceso al 100% del abastecimiento de este energético para operar, Termocandelaria hizo una primera conversión tecnológica hacia una planta de combustible dual.

Cuatro años después, a partir de 2011, Termocandelaria, junto con TEBSA, Promigas y Prime Termoflores, comenzaron a buscar una solución de abastecimiento de gas de largo plazo, surgiendo el desarrollo de la planta de regasificación de Cartagena, que ya tiene seis años operando. Este complejo trae gas natural licuado importado, lo almacena y lo entrega a las tres térmicas ubicadas en la Costa Caribe.

Los criterios que se tuvieron en cuenta para optar por esta alternativa son: garantiza contar con gas suficiente para proveer de energía al país y es la más conveniente por ser amigable con el medio ambiente. Además, el mencionado energético está escaso en Colombia y se encuentra abundante en el contexto internacional.

El CEO de Termocandelaria Power S.A., Luis Fernández Zaher, le contó a EL NORTE y elnorte.com.co que este proceso de la planta de regasificación finalizó en 2016 con la entrada en operación comercial de este activo, y que, a partir de ese momento, Termocandelaria ganó una importancia estratégica significativa, porque ya respalda sus obligaciones de energía firme con gas natural.

LA GRAN DIFICULTAD QUE FUE SUPERADA

Una de las dificultades mayores para le empresa se presentó entre los años 2015 y 21016, durante el fenómeno de El Niño que afectó al país para ese entonces. En tal escenario las señales regulatorias o el precio de escasez que aplicaba para las plantas térmicas duales, estaba referenciado en una tecnología que no existía, en un combustible que no podía ser empleado en el país, y eso fijaba artificialmente un precio que no cubría los costos variables de operación de este tipo de plantas.

Ese problema que afectó operativa y financieramente a la compañía fue superado. “Hoy en día contamos con una situación en la cual ya la planta no opera con combustibles líquidos, opera con gas natural en virtud del respaldo que tiene con la planta de regasificación. Se dio la corrección de la señal de precios de escasez en el año 2017 y adicionalmente hoy esta planta es la más eficiente del país, en virtud de esta conversión que hicimos del cierre de ciclo combinado”, explicó Fernández Zaher.

EL EXITOSO PROYECTO DE EXPANSIÓN

El CEO de Termocandelaria Power S.A. remarcó que la empresa siempre se ha movido en función de mejorar, crecer, ser más eficiente, amigable con el medio ambiente y garantizarle confiabilidad al sistema eléctrico colombiano y al usuario final.

Consecuente con ese criterio, en 2019 Termocandelaria fue exitosa en su participación en la subasta de expansión de cargo por confiabilidad, con el proyecto de expansión del cierre de ciclo combinado de esta planta. Hasta ese momento era una central que operaba en ciclo abierto, con 314 megavatios de capacidad instalada y una eficiencia del 33%.

Este proyecto que es de alta eficiencia, la cual mejora en un 40%, va muy de la mano con la ruta de la transición energética, y permite expandir la capacidad instalada de la central, en un 80 por ciento. Se pasa a una capacidad de 566 megavatios, es decir, aumenta 252 megavatios, prácticamente consumiendo el mismo volumen de combustible que el utilizado para producir 314 megavatios.

La planta pasa de una eficiencia del 33% a una aproximada del 50%. Y esto se traduce en menores costos de generación y una confiabilidad mucho más sólida. Esto se da al tener hoy una central prácticamente nueva, en la que se repotenciaron completamente sus turbinas a gas.

De esta manera se le entrega al país un activo de primer orden tecnológico y de eficiencia a nivel mundial, de lo cual tanto accionistas como directivos y todos los empleados de la compañía se sienten muy orgullosos, porque es un proyecto que ha sido desarrollado con mucha entrega, con mucho corazón durante 3 años y medio.

“Es un proyecto que ha significado un compromiso muy importante de los accionistas, de la organización, de los miembros del equipo; proyecto que estuvo desde el día uno desarrollándose en medio de la pandemia, cuando todavía no sabíamos sus efectos, cuando no existían vacunas y el equipo nuestro estaba en el campo, en el terreno construyendo y desarrollando este cierre de ciclo”, expresó Luis Miguel Fernández.

El alto ejecutivo agregó: “Estamos entregándole al país esta infraestructura de competitividad, de confiabilidad energética y de desarrollo para nuestra región y Colombia en general”.

LOS INVERSIONISTAS Y EMPLEOS GENERADOS

Termocandelaria es de propiedad de Termocandelaria Power S.A., con inversionistas institucionales fundamentalmente. Se trata de fondos de inversiones de otros países e inversores de alto patrimonio que creen en Colombia y que le han apostado al desarrollo a través de este tipo de opciones.

Durante la fase de construcción este proyecto generó más de 4.500 empleos directos, de los cuales el 78% correspondió a personal de Cartagena y el área de influencia de la planta.

Sin lugar a dudas que este hecho ha tenido un factor dinamizador de la economía local y regional, en donde no solamente se ha empleado este alto volumen de colaboradores, sino también que se dinamizó el servicio de alimentación y transporte, de apoyo a este proyecto.

Hoy en día la planta, que es muy tecnológica, avanzada y con altos niveles de automatización y modernismo, cuenta con 50 empleados directos.

ESCENARIO DE RENOVABLES

El siguiente paso de Termocandelaria y en lo que se está enfocando, es diversificar su matriz de generación. Con TEBSA, cuyo presidente es Luis Fernández, suman los dos activos térmicos con los mayores volúmenes de energía firme que tiene el país.

“Termocandelaria más TEBSA hoy representan el tercer jugador en el país en energía firme. Nuestro siguiente paso va a ser diversificar la matriz en capacidad instalada de renovables no convencionales, y en eso estamos avanzando para expandirnos en esta tecnología, de manera que complemente el portafolio de activos que hoy en día tenemos”, anotó Luis Fernández.

Compartir