abril 15, 2024

Impacto advertido en playas privatizadas de Salgar se está dando

Por evidencias de fotografías que dan cuenta de la acumulación de agua lluvia y de mar, en donde se supone se adecuó un sistema de drenaje de las playas privatizadas de Salgar, caseteros de este corregimiento de Puerto Colombia, manifestaron que eso era algo que iba a pasar de un momento a otro.

En el material gráfico revelado por el diario La Libertad el pasado lunes festivo, 3 de junio, se observan “zonas de restaurantes y de parqueaderos, como también las canchas de fútbol y de vóleibol playa que se han visto afectadas por la acumulación de aguas que con el fuerte oleaje llegan hasta allí, pero el problema de drenaje no permite que estas fluyan”.

La situación se centra en los sectores 1 y 2 de las playas privatizadas, en la práctica, que vienen siendo adecuadas para el programa de recuperación del turismo que impulsa la Gobernación del Atlántico.

Precisamente, el 12 de abril pasado, Marta Valero, vocera de la Asolación de Caseteros de Puerto Colombia, comentó que a la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, como que no le habían dicho la realidad de las playas en ciertas temporadas del año, información que la conoce la Dirección Marítima, Dimar, encargada de velar por las mismas.

“Al estar frente a un mar abierto e inestable, no hay garantías de que el proyecto sea exitoso en el mediano y largo plazo debido a los fuertes vientos, a los coletazos de huracanes y mareas altas, entre otros sucesos de la naturaleza que, constantemente, se presencian en las playas”, aseguró Valero.

Han sido testigos

Agregó que ellos han “sido testigos de que el mar de un momento a otro se lleva todo sin ninguna clemencia como ya ocurrió en el año 2010. Por lo que la inversión de esos $24 mil millones de pesos se puede ver amenazada. Como mecanismo de prevención, debía gestionarse previamente el mantenimiento a los cuatro espolones existentes en la zona, y esto no se hizo”.

También precisó, la vocera que “para la ejecución del proyecto se utilizaron materiales como lo es el cemento y el hierro, entre otros, que al erosionarse podrían contaminar los ambienten contiguos. En años anteriores, la Dimar nunca nos permitió si quiera la construcción de un baño de cemento. Hoy vemos estructuras con grandes cantidades de concreto en terrenos de playa totalmente avalado por Dimar. En los más de 40 años de actividad comercial y económica en el sector, nuestro compromiso ha sido cuidar y preservar nuestro entorno, hemos mantenido y respetado nuestro ecosistema sin hacerle ningún daño, respetando las exigencias de Dimar”.

Pamela Lozano, subsecretaria de Turismo de la Gobernación del Atlántico, sobre la situación indicó que le parecía extraña, puesto que ella, con su grupo de trabajo estuvo, durante el puente festivo, en las playas de Sabanilla y Country y no vio nada extraño. También reconoció que no tenía conocimiento del material publicado en el señalado periódico.

Compartir