abril 20, 2024

Llamado de los gremios al Gobierno para frenar hechos de violencia en varias zonas del país

Varios gremios del sector productivo han expresado su rechazo y preocupación por los hechos de violencia que se viene presentando en varias regiones del país y que alteran el normal desarrollo de las actividades. Por ello, hacen un llamado al Gobierno, para que tome medidas que permitan controlar esta situación que viene deteriorando el orden público.

Uno de los gremios, Fenalco, expresó su preocupación “por el deterioro del orden público, la falta de autoridad y la inseguridad que se registra en diferentes zonas del país, especialmente por los hechos ocurridos en Buenaventura, cuya población se encuentra amenazada por bandas criminales; el asesinato de tres agentes de la Policía Nacional en el Norte de Santander; el atentado con explosivos en la estación de La Virgen en Bucaramanga y el secuestro de la sargento Ghislaine Karina Ramírez y de sus dos pequeños hijos”.

Todo esto sumado a la ola de inseguridad que se vive en casi todo el territorio nacional y que azota especialmente a los ciudadanos y al comercio organizado.

“Desde Fenalco hacemos un llamado respetuoso al Gobierno Nacional para que tome las medidas necesarias que garanticen a los colombianos el ejercicio de sus derechos sin poner en riesgo su vida, su seguridad y sus bienes. Confiamos en que se tomarán las medidas necesarias para aclarar rápidamente todos estos hechos, para ejercer justicia y por supuesto para fortalecer la fuerza pública”, expresó Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

El vocero de los comerciantes afirmó, que el Estado no puede eximirse de su responsabilidad de defender a los colombianos bajo ningún pretexto. Del cumplimiento de esa obligación constitucional se desprende la materialidad de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos.

“La constitución no puede quedar como un texto vacío al que se acude para atacar al adversario político”. “Los colombianos necesitamos la mínima garantía del derecho a vivir sin temor a la delincuencia y con la certeza de que la fuerza pública está de nuestro lado en todo momento, para poder desarrollar, no solo actividades económicas, sino las más elementales y cotidianas.”, concluyó.

Atentado en zona rural del Cúcuta

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi) también se pronunció enérgicamente para expresar su profundo rechazo y repudio al atentado terrorista perpetrado esta semana por el ELN (Ejército de Liberación Nacional) en el corregimiento de San Faustino zona rural del Cúcuta. Lamentablemente, en este acto de violencia sin sentido, un trabajador perdió la vida.

“Nuestro más sentido pésame y solidaridad se dirigen a la familia del trabajador fallecido y a las empresas a las cuales pertenecen. Esta pérdida trágica y lamentable nos recuerda la urgente necesidad de unirnos como sociedad para poner fin a la violencia y construir un país en paz, donde se respeten los derechos humanos”, afirmó el gremio.

La Andi considera inaceptable y condena rotundamente el uso de la extorsión como método de financiación por parte de grupos al margen de la ley. Asegura que estas prácticas ilícitas y criminales no pueden ser toleradas en ninguna circunstancia, y es crucial que sean combatidas con firmeza por las autoridades competentes. Anota que se debe garantizar la seguridad y el bienestar de todos los ciudadanos, incluyendo al sector productivo, y no permitir que actividades ilegales continúen perjudicando la economía y el desarrollo del país.

“Hacemos un llamado a las autoridades para que redoblen los esfuerzos en la lucha contra el terrorismo y la delincuencia, y para que se apliquen medidas contundentes que garanticen la seguridad de todos los ciudadanos y el pleno cumplimiento de la ley”, dijo la Andi que reafirma su compromiso con el desarrollo empresarial, la generación de empleo y la construcción de un entorno seguro para la inversión en Colombia. “Trabajaremos incansablemente para superar los obstáculos que la violencia nos impone y para promover un futuro próspero y pacífico para todos los colombianos”, apuntó.

Así mismo la Federación Nacional de Productores de Carbón, Fenalcarbón, se pronunció sobre este atentado terrorista ocurrido la noche del martes 4 julio, en zona rural de Cúcuta, Norte de Santander y se sumó al llamado al Gobierno.

“Repudiamos y manifestamos nuestro rechazo absoluto al atentado terrorista con artefacto explosivo contra la vida de los trabajadores de Incolmine (operado por Minex), así como contra la infraestructura del corregimiento de San Faustino, hecho que ocasionó dos personas heridas, una de las cuales falleció en las últimas horas como consecuencia de la gravedad de sus heridas”, dijo el gremio.

Al expresar sus condolencias a la familia del señor Cristóbal Meneses, víctima mortal de este hecho, Fenalcarbón indica que, como sector productivo comprometido con el desarrollo de Colombia y el bienestar de las regiones, denuncia que estos atentados cobardes, llenan de terror a la ciudadanía y a los trabajadores de las distintas industrias, poniendo en riesgo el empleo y todos los encadenamientos que dependen del sector, entre otros la generación de energía como servicio público esencial.

En ese sentido hizo un llamado al Gobierno Nacional y a las autoridades regionales, para proteger la vida de los habitantes de esta región que se encuentra en absoluto control de grupos al margen de la ley.

“Expresamos también nuestra solidaridad con las empresas que han sido víctimas de este vil ataque, reiterando la necesidad de que el sector industrial y empresarial, así como la ciudadanía, condenen todos los intentos de imponer la voluntad de grupos armados ilegales mediante la aplicación del terror y la violencia”, puntualizó.

Compartir