marzo 4, 2024

Crece escándalo por aporte de Fecode a campaña presidencial de Gustavo Petro

Crece el escándalo por el supuesto aporte ilegal de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, a la campaña presidencial de Gustavo Petro Urrego.

La donación de 500 millones de pesos hecha por la señalada agremiación educativa es investigada por las autoridades electorales, que incluso llevó al allanamiento de su sede por parte de la Fiscalía General.

Las donaciones de personas jurídicas a campañas a la Presidencia de la República no están permitidas por la ley, razón por la cual el Consejo Nacional Electoral investiga si en el señalado caso fue violada esta disposición.

Tanto el presidente de la República, como Fecode, han reconocido el aporte, pero aseguran que no se hizo para la campaña, sino que fue dirigido al partido político Colombia Humana.

A propósito del tema, el entonces representante de la Colombia Humana y hoy superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Dagoberto Quiroga, aseguró que la campaña rechazó la donación del sindicato de educadores. Y posteriormente se solicitó que la plata fuera entregada a la Colombia Humana para su funcionamiento.

Antes de la primera vuelta

Según Quiroga, los 500 millones de pesos fueron recibidos en el mes de mayo, poco antes de la primera vuelta presidencial. Afirmó que la plata fue utilizada para la contratación de una firma que se encargara de recibir los informes de los testigos electorales. Dicha empresa se llama Ingenial.

Tras negar cualquier tipo de triangulación con estos dineros, el superservicios dijo que todos los gastos fueron registrados y aprobados por el Consejo Nacional Electoral.

También subrayó en declaraciones a Blu Radio, que el aporte se gastó el mismo día de las elecciones, cuando ya la campaña política había terminado, y que por lo tanto no pueden considerarse dineros utilizados en la campaña.

“Esos recursos fueron utilizados para una firma que recibiera los reportes el día de las elecciones de los distintos testigos de los municipios para guardar una información para compararla después con los datos de la Registraduría, que es una vigilancia que tiene el deber todo partido de hacerla el día de las elecciones. La campaña, usted sabe, que termina un día antes de las elecciones”, señaló.

Compartir