abril 24, 2024

Al entregar infraestructura de antiguo Idema a campesinos, Petro dice que quiere revisar TLC con EEUU

“Si vamos a hacer crecer la agricultura al 10 por ciento anual hasta que seamos un gran productor agroindustrial de América Latina, necesitamos una institucionalidad mucho más fuerte que cuide ese proceso”. “Aquí ya ustedes lo están haciendo, al recuperar el viejo Idema, sin corrupción, a través de la compra de Almagrario, que son 8 instalaciones de estas en el Caribe, que se ponen al servicio de los productores, en este caso del maíz”.

Así lo informó el presidente Gustavo Petro Urrego durante el anuncio oficial del retorno de estos bienes a la Nación, donde los maiceros de la región podrán almacenar su producción, acto realizado en el marco de la jornada ‘Gobierno con el Pueblo Caribe’, en Montería.

En total, podrán guardarse cerca de 4.000 toneladas de este producto en épocas de cosecha. Las poblaciones beneficiadas dispondrán de una planta con extensión de 8,5 hectáreas.

El jefe de Estado indicó que Colombia está importando siete toneladas de maíz amarillo, ante lo cual el Gobierno del Cambio propone reemplazar toda esa importación.

“Queremos revisar los aspectos del llamado TLC entre Estados Unidos y Colombia alrededor de la agricultura y específicamente alrededor del maíz”, manifestó el presidente Petro, en la entrega del Idema.

“Uno de los objetivos es reemplazar todas las importaciones de maíz y, por tanto, producirlas en Colombia. Uno de los centros grandes que podría producir ese maíz es esta región”, dijo.

Indicó que “por eso hemos comprado esa infraestructura, más la móvil, que son estas máquinas, que van al Distrito de La Doctrina, que van a tecnificar y a aumentar la producción agraria”.

“Queremos esto se repita, una y otra vez, de tal manera que haya una sociedad entre el campesinado, los productores alimentarios y agroindustriales de Colombia y el Estado para volvernos potencia agroindustrial”, sostuvo.

Se trata de “hacer ese pacto de crecimiento de la agroindustria, partiendo de estas regiones, un proceso de agroindustrialización no solamente de reforma agraria, entrega de tierras y pequeños créditos, sino de volúmenes importantes de créditos para agroindustrializar la propiedad campesina con este tipo de infraestructuras”, puntualizó el jefe de Estado.

Inversión clave para la Reforma Agraria en Córdoba

Para fortalecer la producción de maíz, la ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica también firmó el proyecto que dará vida a la fábrica doble propósito de secado de maíz y hojuela de maíz en Ciénaga de Oro. Esta contará con una inversión de $37 mil millones, de los cuales 20 mil serán destinados a la planta de secado de maíz y los otros 17 a la de hojuelas.

“Llegamos al Caribe para devolverle al pueblo lo que siempre ha sido suyo. En esta oportunidad, el antiguo Idema vuelve al campesinado con un proyecto que beneficiará especialmente a los departamentos de Córdoba y Sucre para fortalecer la producción de maíz, lo que permitirá cuatro hectáreas para siembra, implementar un sistema de cobro contra pago del producto vendido y regular precios del producto en época de sobreoferta. Esto, sumado a la planta doble propósito, permitirá consolidar a esta región como potencia agroalimentaria de maíz, y despensa de este producto insignia e indispensable para nuestra alimentación”, aseguró la ministra.

Ante la comunidad cordobesa también se entregaron tres Proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural (Pidares) por un valor de $10.500 millones. Esto beneficiará a 280 familias campesinas y de víctimas del conflicto armado que habitan los predios Mochalito, Pontevedra y Támesis, ubicados en los municipios de Ciénaga de Oro, Planeta Rica y Montería respectivamente.

Estas tres iniciativas tienen un significado especial en la política de Paz Total del Gobierno Nacional, en tanto los predios donde campesinas y campesinos empezarán a cultivar maíz, yuca y arroz fueron propiedad de reconocidos narcotraficantes y paramilitares, y regresaron a manos del Estado a través del fondo de Reparación a las Víctimas y la Sociedad de Activos Especiales (SAE).

Sobre esta histórica entrega, el presidente Petro aseguró que “aquí lo que estamos entregando no es cualquier tontería. Este es en realidad un cambio completo de chip alrededor de la economía nacional. No le estamos entregando 5 mil millones al ‘duro’ de la economía: le estamos entregado 5 mil millones a campesinas y a campesinos para que nos ayuden a alimentar”. El mandatario agregó que “le estamos entregando más tierra al campesino. No hemos expropiado. Nosotros dijimos: “No lo vamos a hacer”, y estamos cumpliendo. Estamos comprando. Hemos dicho que no nos vendan toda la hacienda, sino que nos venda la mitad de la hacienda y le damos un crédito productivo”.

Maquinaria para la producción y transformación del campo cordobés

Por último, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en conjunto con la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), entregó un banco de maquinaria amarilla avaluado en $ 3.533 millones y compuesto por una excavadora de orugas, una retroexcavadora de llantas, una motoniveladora, un vibrocomapactador y dos volquetas, con lo cual se busca mejorar la productividad de 46.280 hectáreas en los municipios de Montería, Cereté, Ciénaga de Oro, San Pelayo, Cotorra, Lorica y San Bernardo del Viento, en Córdoba. Estos elementos se pondrán a disposición de 5.315 productoras y productores de arroz, maíz, sorgo y algodón.

El presidente de la ADR, Luis Alberto Higuera, resaltó que estas inversiones son vitales para las poblaciones rurales. “Estamos en el Caribe sembrando los pilares del nuevo campo colombiano, porque no solo se trata de entregarles tierra a los campesinos, sino acompañarlos para que mecanicen la producción, transformen sus productos, les agreguen valor y los puedan comercializar a precios justos”, sostuvo.

Compartir