abril 12, 2024

Obregón: Contrapunto entre intuición e intención, exposición abierta en Casa MÁS

Casa MÁS, en la capital del país, acogió nuevamente a un gran maestro, en esta ocasión, gracias a su alianza con la Galería Duque Arango y el Banco del Arte, presenta más de treinta obras del llamado Mago del Caribe, el artista colombo-español Alejandro Obregón.

La exposición abrió el 21 de marzo e irá hasta principios de mayo, los visitantes a la muestra podrán disfrutar de una amplia selección de piezas que abarcan cinco décadas de trabajo del artista que Marta Traba proclamaría como el padre del arte moderno en Colombia.

La exhibición que cuenta con 33 obras elaboradas entre de 1958 y 1991, y entre las que se incluyen acuarelas, óleos, acrílicos, ensambles y otros medios mixtos, constituye una celebración al legado de una de las figuras más prominentes del arte colombiano durante el siglo XX, a la vez que ofrece una mirada íntima al universo visual creado por este artista.

Obregón: Contrapunto entre intuición e intención brinda una oportunidad sin igual para sumergirse en el trasegar artístico de este pintor. Desde las primeras exploraciones en las que ya se manifestaba notoriamente su particular estilo, hasta las obras maestras que lo consagraron, cada pieza revela el vigor, la profundidad pictórica y la innovación que caracterizaron el trabajo de este maestro.

“Esta exposición es un viaje a través del tiempo y el trabajo de Obregón. Cada pincelada, cada color delata su fascinante visión de mundo, y hace evidente su habilidad para trascender las barreras culturales y temporales a través de sus obras. Esperamos que los visitantes se sientan inspirados por la fuerza y belleza de estas piezas”, afirma Laura Páez, curadora de la muestra.

Alejandro Obregón, nacido en Barcelona en 1920 y radicado en Colombia, legó junto a maestros como Fernando Botero y otros tantos, una vastísima contribución para la escena del arte colombiano y latinoamericano. Su capacidad para fusionar elementos culturales, sociales y naturales lo convirtió en un referente que, con sus poderosas representaciones de la vida marina y ribereña, su exuberante flora carnívora, sus conmovedoras reflexiones sobre la condición humana, y su prolífico bestiario caribeño, desafió las convenciones y abrió nuevos caminos al arte moderno nacional.

Compartir