mayo 20, 2024

TEBSA entrará en mantenimiento programado, operará parcialmente y dejará de generar 150 megavatios

Las termoeléctricas que están salvando al país de racionamientos de energía, tienen unos tiempos debidamente programados para entrar en mantenimiento, y para algunas es justamente por estos días.

Estas plantas están trabajando a plena capacidad para suplir la energía que dejan de producir las hidroeléctricas por el bajo nivel de los embalses, a tal punto que están aportándole al sistema eléctrico 115 Gigavatios por hora.

Una de estas térmicas es TEBSA, situada en Soledad en el área metropolitana de Barranquilla, que entrará en mantenimiento programado a finales de abril o en la primera semana de mayo próximo.

No quiere decir que toda la planta quedará fuera de servicio, pero sí una parte, que equivaldrá a cerca de 150 megavatios dejados de producir durante el tiempo que duren estos trabajos, estimados en 30 días.

TEBSA es una planta de ciclo combinado con una capacidad de 918 megavatios, lo que significa que durante este tiempo le seguirá aportando al sistema 768 megavatios, en la medida en que se mantenga el escenario actual de los embalses.

Programado hace casi un año

Este mantenimiento estaba programado desde hace cerca de un año, de acuerdo a la información suministrada por el presidente de la compañía, Luis Fernández Zaher.

Estos trabajos se adelantan según las horas de funcionamiento de la planta, por recomendación del fabricante y se irán haciendo a cada turbogas en fechas diferentes, justamente para no dejar fuera de funcionamiento toda la planta.

En general las termoeléctricas desarrollan estos mantenimientos cuando se inicia el período de lluvias, que es precisamente para esta época. Y si bien coincide con la necesidad de trabajar a tope para seguir evitando un apagón, se producirá por estos días cuando ya han caído los primeros aguaceros.

Un hecho importante es que en TEBSA los mantenimientos se hacen con la participación de los fabricantes de los equipos, tanto para el suministro de repuestos, como para la ejecución de los servicios en general.

De esta manera el fabricante tiene la responsabilidad, entre otras cosas, de mantener en el almacén ubicado en las instalaciones de TEBSA lo que se denomina el Minimum Inventory, que consiste en un completo listado de repuestos de partes calientes de las unidades de generación, que permitan atender oportunamente un mantenimiento de emergencia en cualquiera de las Turbinas a Gas.

Modernizada y ampliada

Es bueno recordar que tras los racionamientos eléctricos que afectaron al país entre 1991 y 1992, TEBSA fue repotenciada, lo que comenzó en abril de 1995, y secuencialmente fueron entrando en servicio las nuevas siete máquinas, quedando finalmente en octubre de 1998, completamente modernizada y ampliada.

En esa época la antigua planta Termobarranquilla tenía una capacidad de 220 megavatios, representados en cuatro unidades, de las cuales siguen a disposición dos, que suman 127 que se suman a los 791 megavatios de la nueva planta de ciclo combinado, para un total de 918 megavatios de capacidad instalada en esta central, considerada clave para el sector eléctrico colombiano.                        

Compartir