mayo 18, 2024

Sin térmicas el país se hubiese apagado hace siete meses: ANDEG

Sin las térmicas, que le han aportado permanentemente su generación al sistema energético durante el prolongado fenómeno de El Niño que está en su fase final, Colombia se hubiese afectado con racionamientos de energía desde hace siete meses.

La fuerte sequía disminuyó los embalses hasta llegar a niveles críticos, dejándose de producir suficiente cantidad de energía hidráulica. Por ello las térmicas han trabajado a tope y garantizan la satisfacción de la demanda eléctrica nacional, con lo que se evitó que el país se apagara.

Según lo asegurado por el presidente de la Asociación Nacionalde Empresas Generadoras, ANDEG, Alejandro Castañeda, sin las plantas térmicas, desde el mes de octubre del año pasado se estuvieran registrando racionamientos eléctricos.

En declaraciones a El Norte, explicó que en el sistema se tiene generación con agua del embalse  y generación con térmica. “Si la térmica no existe, el embalse aguanta lo que tenga de generación en esos embalses. No se tiene cómo acelerar o desacelerar la caída de los embalses y tampoco su embalsamiento”, remarcó.

De acuerdo a lo asegurado por el presidente de ANDEG, “si no existieran térmicas en el país, ya nos hubiéramos apagado hace mucho rato, es decir en el mes de octubre del año pasado, porque no se hubieran alcanzado a recuperar los embalses, que venían en nivel bajo, para poder atender El Niño, porque apenas llega El Niño se gasta el agua”.

El uníco que aguanta todo el año es Guatapé

Hay que señalar que el único embalse que tiene el país con la capacidad de aguantar más de un año, es el de Guatapé.

“El 80 por ciento de nuestros embalses tienen una capacidad de regulación, de guardar agua, no mayor a tres meses. No tenemos forma de almacenar mucha agua en Colombia”, anotó Alejandro Castañeda.

Sobre la alternativa planteada por el Gobierno Nacional en el sentido de impulsar la construcción de nuevas hidroeléctricas, indicó que en el portafolio del sector es necesario tener a disposición todas las tecnologías, lo que ha permitido que el país no se haya apagado durante los últimos 30 años.

“Hemos sido capaces de tener una generación hidráulica fuerte, una generación térmica también importante y ahora lo que falta es diversificarla con alguna energía renovable no convencional…pero uno no puede decir que no se hacen más plantas hidráulicas o térmicas, porque al final del día terminan necesitando las virtudes y bondades de cada una de las tecnologías”, subrayó.

Compartir