mayo 26, 2024

Luis Carlos Reyes, director de la Dian.

Entre 2018 y 2022, el 10 % del valor de mercancías que entraron al país fue contrabando

Entre 2018 y 2022, el 10 % del valor de las mercancías que ingresaron al país fue contrabando y este superó los $8.800 millones de dólares en 2022.

Así se desprende del informe Panorama del contrabando en Colombia, presentado por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) y que muestra el impacto de esta práctica ilegal en la economía del país.

El estudio evidencia que el contrabando técnico por subfacturación es la principal modalidad de este delito, con un promedio anual de $6.234 millones de dólares (2018-2022) y una participación del 90 % en el total del contrabando estimado.

En esta modalidad, la mercancía de contrabando entra al país con una declaración de importación que reporta un valor inferior a su valor real, de lo que se infiere que los contrabandistas se aprovechan de las flexibilidades del actual estatuto aduanero y de las limitaciones de personal para la inspección en aduanas.

“En Colombia existen dos tipos de contrabando: el abierto, cuando se ingresan mercancías al país por lugares no autorizados; y el técnico, cuando la mercancía que se reporta no es en verdad la que está ingresando”, expresó el director de la Dian, Luis Carlos Reyes.

Añadió: “El 28% del contrabando que ingresa viene de China, país con el que hemos trabajado para detener el contrabando y agradecemos su colaboración estratégica”.

Cabe señalar que, desde agosto de 2022, la Dian ha aprehendido mercancía valorada en más de $1 billón de pesos en acciones de control al contrabando. En 2022, la entidad llevó a cabo 39.409 aprehensiones de mercancía valorada en más de $440.000 millones. En 2023 fueron 33.700 aprehensiones por un valor de $526.000 millones y, en lo corrido de 2024, van 10.406 aprehensiones por más de $133.000 millones        

Acciones para combatir el contrando

El documento también recoge las acciones que la Dian está desarrollando para combatir el contrabando de manera eficaz. Son las siguientes:

  • Reforma estructural de la norma aduanera.
  • Modernización de la plataforma tecnológica de gestión del comercio.
  • Articulación con otras entidades e instituciones del Estado.
  • Renovación institucional de la Dirección de Gestión de Policía Fiscal y Aduanera (POLFA).
  • Fortalecimiento del recurso humano aduanero.
  • Gestión de datos para la identificación de riesgos.
  • Nuevos equipos tecnológicos para inspección.
Compartir