julio 23, 2024

Carlos Cante, presidente ejecutivo de Fenalcarbón.

Es inconveniente para Colombia prohibir exportaciones de carbón a Israel: Fenalcarbón

La Federación Nacional de Productores de Carbón – Fenalcarbón, rechaza la propuesta de suspender las exportaciones de carbón hacia Israel, al considerarla como una medida arbitraria, ilegal e inconstitucional, que atenta contra la libertad de empresa y que pone en riesgo la estabilidad política y económica de Colombia.

Al manifestar su posición con respecto al borrador de decreto que prohíbe las exportaciones de carbón, Fenalcarbón señala que la propuesta hecha por el Gobierno Nacional trae graves perjuicios para Colombia, y en particular para las regiones productoras de carbón térmico con destino a Israel (La Guajira y el Cesar).

“Esta es una medida comercial que atenta contra los intereses de la industria nacional, generando graves afectaciones e incertidumbre para el sector carbonífero, su cadena productiva y las zonas de influencia” manifiesta Carlos Cante, presidente ejecutivo de Fenalcarbón.

Con este Decreto, Colombia dejará de percibir divisas en cerca de 470 millones de dólares promedio al año, violando además la libertad empresarial de un sector económico en particular, y la confianza legítima.

“La industria del carbón lleva más de tres décadas abriendo un espacio comercial con Israel gracias a la reconocida calidad de los carbones colombianos. En 1990 exportábamos sólo 600 mil toneladas, y actualmente son más de 3 millones de toneladas, representando más del 50% de las importaciones de carbón de ese país para generación eléctrica. Si Colombia auto restringe las exportaciones es un perjuicio solo para nosotros porque ese volumen lo cubrirían fácilmente Australia o Indonesia”, agregó Carlos Cante.

El mundo demandó en 2023 cerca de 8.500 millones de toneladas de carbones y 1.070 millones de toneladas se movieron por el comercio internacional. Colombia aportó 54,5 millones de toneladas, de las cuales un poco más de 5,5% tuvieron como destino Israel. Por otro lado, Colombia e Israel tienen vigente desde 2020 un Tratado de Libre Comercio donde se establece que no pueden adoptarse o mantenerse prohibiciones o restricciones a la importación o exportación mercancías provenientes del otro país.

Por lo tanto, de acuerdo con el gremio, no se trata de negar un conflicto histórico, pero este tipo de medidas no son parte de la solución, y sí causan un menoscabo al bienestar de la nación colombiana en una reducción del pago de renta y, por su puesto, del pago de regalías asociado a los niveles de producción del carbón, que para los departamentos de La Guajira y el Cesar significa en promedio un 10% y 6% menos de producción respectivamente. “Asfixiar económicamente a Colombia no resuelve los problemas del mundo”, puntualizó el líder gremial.

Compartir