julio 23, 2024

CREG denuncia a Air-e por fraude, al reportar inversiones que no hizo para subir tarifas

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) presentó una grave denuncia contra Air-e por un presunto fraude que afecta a los usuarios del servicio de energía en Atlántico, Magdalena y La Guajira.

De manera concreta la CREG denunció a la señalada compañía ante la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, por declarar ante las autoridades una inversión para mejorar el servicio que en realidad no hizo.

El punto es que esa mayor inversión que informaron haber realizado se la cargaron al usuario, es decir engañaron a la autoridad competente y a los usuarios, cobrando en la tarifa lo que en realidad no invirtieron.

Este supuesto fraude fue publicado por la revista digital Cambio Colombia, que precisa que en 2023 Air-e no habría hecho las inversiones que prometió para ese año, “pero usó la regulación con una conveniente interpretación para mantener o incrementar la tarifa de distribución”.

Tras la denuncia de la CREG la Superintendencia de Servicios Públicos en su investigación encontró que las cifras reportadas por Air-e no coincidirían con las inversiones reales que hizo, impactando negativamente a los usuarios en la tarifa.

De manera específica la empresa habría reportado “unas cifras correspondientes a la ejecución de su plan de inversiones del año 2023, pero al Liquidador y Administrador de Cuentas (LAC) le entregó otras cifras mucho más altas y con las que, presuntamente, pudo cobrar más en la facturación”.

La idea es que Air-e afirmó que en 2023 invirtió 81.190 millones de pesos pero al LAC le aseguró que tal inversión fue de 183.609 millones de pesos.

La Superservicios considera que la información del prestador es inconsistente, porque la misma empresa presentó números diferentes relacionados con el plan de inversiones de la señalada vigencia.

Sobre el tema Air-e dijo: “Habiéndose cumplido con los indicadores de calidad para un periodo de diez (10) años y el plan de pérdidas establecido por la Creg, y buscando garantizar el principio de suficiencia financiera así como mitigar un riesgo en la prestación del servicio, dicho porcentaje de inversión proyectada o ejecutada anual (7 por ciento) debe ser el tenido en cuenta, única y exclusivamente como insumo”.

En síntesis, esta empresa distribuidora y comercializadora estaría utilizando a su amaño la regulación existente en el tema de inversiones para seguirle facturando más caro a sus usuarios.

La normatividad contempla que los operadores de red están obligados a reportar costos y gastos a la Comisión de Regulación de Energía y Gas, para que esa entidad apruebe los cargos que pueden cobrarle a los clientes. Con la denuncia lo que se plantea es que Air-e cometió fraude al maquillar las cifras de inversiones.

Es bueno recordar que contra esta empresa hay otra grave denuncia que está siendo investigada por la Superintendencia de Industria y Comercio y la Superservicios, relacionada con una supuesta autocompra de energía a precios elevados, para vendérsela a los usuarios con precios superiores a los del mercado.

Compartir